El plazo de presentación de solicitudes en ambos casos será de 30 días naturales, contados desde el día siguiente al 9 de septiembre de 2018, fecha de la publicación del extracto de esta convocatoria en el BOP, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Esta convocatoria, con la que la Diputación de Guadalajara participa de la preocupación hacia las situaciones de pobreza y miseria que sufren las comunidades de los países más empobrecidos o en vías de desarrollo, es consecuencia del acuerdo de la Junta de por el que se ratifica la propuesta del al Desarrollo del pasado 31 de julio.

Además, supone un reconocimiento de la Diputación al importante papel que las ONG y demás entidades de cooperación vienen desempeñando en la defensa de los más necesitados y de la solidaridad entre los pueblos.

A esta convocatoria podrán acogerse las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo, así como asociaciones, entidades y organizaciones con personalidad jurídica y sin ánimo de lucro legalmente constituidas que dispongan de infraestructura para desarrollar los proyectos que fomenten la solidaridad entre los pueblos.

Además, los aspirantes a las ayudas deberán constatar que cuentan con representación o delegación permanente en la provincia de Guadalajara y estén al corriente de sus obligaciones fiscales.

En el caso de Ayudas a Proyectos de Cooperación al Desarrollo, que tendrá un crédito máximo de 115.000 euros, será subvencionable el conjunto de acciones diseñadas para lograr un objetivo especifico de desarrollo, pudiendo alcanzar la actuación a las áreas o sectores priorizados en la convocatoria.

También, deberán cumplir los requisitos de que las acciones propuestas, resolver situaciones de carácter permanente y estable, estando expresamente excluidas las transitorias derivadas de catástrofes o similares.

OBJETIVO DE LAS AYUDAS

En este sentido, tienen que tener como objetivo la promoción, el desarrollo de personas y comunidades en los países en vías de desarrollo y deben ser promovidos y gestionados a instancias de contrapartes, grupos o asociaciones que ofrezcan garantías suficientes de que los fines perseguidos puedan alcanzarse.

Respecto a las ayudas Humanitarias y Emergencias, que contarán con una partida de 15.000 euros, podrán subvencionarse proyectos destinados a la provisión urgente de bienes y servicios básicos para garantizar la supervivencia y aliviar el sufrimiento de las personas afectadas por las distintas crisis humanitarias.

Estas crisis humanitarias pueden ser las intervenciones de emergencia comprenden las actividades de rescate urgente, y el suministro de abrigo, refugio, agua potable, saneamiento, higiene, atención nutricional, protección contra el abuso, maltrato o violencia, y atención sanitaria y psicológica.

Así como de acción humanitaria, que comprenden desde la atención a crisis crónicas y olvidadas, conflictos complejos y prolongados con alto riesgo de recurrencia, la asistencia a personas refugiadas y desplazadas, y la rehabilitación posterior a los desastres y restauración de servicios básicos.

PAÍSES PRIORITARIOS

Se considerarán prioritarios los proyectos que se desarrollen en los países menos avanzados como Etiopia, Malí, Mauritania, Mozambique, Níger, Senegal y o de renta media como , Colombia, Cuba, Ecuador, El , Filipinas, , Honduras, Marruecos, Nicaragua, , Paraguay, Perú y Republica Dominicana.

Y por razones de continuidad con la estrategia mantenida por esta Diputación, también se contemplan como prioritarios los proyectos en la India y en sectores como Consolidación de procesos democráticos y el Estado de Derecho, Reducir las desigualdades y la vulnerabilidad a la pobreza extrema y las crisis, Promover oportunidades económicas para los más pobres, fomentar sistemas de cohesión social, enfatizando los servicios sociales básicos y Promover los derechos de las mujeres y la igualdad de género.