El vicepresidente cuarto de la Diputación de Guadalajara, , responsable de Infraestructuras Viarias, ha visitado los tramos de carretera que han sido objeto de estas actuaciones para comprobar el resultado de las obras, según ha informado la institución provincial en nota de prensa.

En la carretera GU-213, que une Galve de Sorbe con Condemios de Arriba, Condemios de Abajo y Albendiego, se ha procedido a la mejora del firme en varios tramos que suman 8,6 kilómetros, mediante el extendido de una mezcla bituminosa en caliente para mejorar la comodidad y seguridad del usuario. Además, se ha ensanchado la carretera desde los 4 metros hasta un máximo de 5,50 metros con hormigón, en un tramo de 520 metros en Condemios de Arriba.

En esta carretera se mejorarán 16 kilómetros de arcenes para evitar escalones pronunciados y se procederá también a la señalización horizontal de los tramos reforzados. La actuación de la Diputación en la GU-213 supone una inversión de 374.373 euros.

En las carreteras GU-145 (Ujados-Romanillos de Atienza-Bochones) y GU-154 (Bochones-Atienza), los tramos deteriorados a los que se les ha mejorado el firme con el extendido de una capa de mezcla bituminosa suman 8,5 kilómetros.

También en estas carreteras se van a mejorar 16 kilómetros de arcenes con la eliminación de escalones pronunciados y se va a realizar la señalización de los tramos reforzados. La inversión en estas dos vías asciende a 290.274 euros.

La Diputación también ha mejorado el firme de un tramo de 3,1 kilómetros en la carretera GU-140, que une Bustares con las Navas de Jadraque, con una inversión de 29.903 euros.

David Pardo ha visitado también la localidad de Romanillos de Atienza, donde la Diputación ha ejecutado la pavimentación de 690 metros cuadrados en la plaza de la Iglesia. La actuación, adjudicada con un presupuesto de 38.720 euros, se ha realizado con adoquín envejecido, tras haberse renovado previamente las redes de agua de la plaza.