Esta iniciativa ha sido propuesta por el Grupo Popular y ha salido adelante con los votos a favor de este grupo y de la diputada no adscrita, mientras que el Grupo Socialista y Ahora Guadalajara han votado en contra, según ha informado la Diputación de Guadalajara en nota de prensa.

La portavoz de los ‘populares’, , ha señalado que la infraestructura es “necesaria para garantizar el desarrollo de la provincia y para resolver los problemas de la escasez de agua para desarrollo industrial y regadío”.

También se ha aprobado instar al Gobierno regional a que “lidere y coordine la elaboración del proyecto y financiación necesarios para la construcción de la conexión Alcorlo-Beleña”. En este sentido, Guarinos ha mostrado una grabación del presidente de la Junta, , en la que prometía, en marzo de 2016, que esta infraestructura estaría terminada en 2017.

Se trata, tal y como ha explicado la portavoz del Grupo Popular, de una infraestructura de vital importancia para más de 400.000 ciudadanos del Corredor del Henares para asegurar la agricultura y ganadería de la zona, el presente y futuro desarrollo industrial, económico y social de esta parte de la provincia de Guadalajara.

La Institución provincial ha recordado que el embalse de Beleña tiene una capacidad limitada y eso provoca importantes fluctuaciones de reservas, lo que conlleva situaciones como las ocurridas en las semanas finales del año 2017 y primeros meses del 2018. “Para la provincia de Guadalajara un recurso esencial ha sido y será la reserva hidráulica”, ha añadido la Institución provincial.

También ha incidido en que la viabilidad y garantía de abastecimiento en la provincia es un aspecto fundamental no sólo para el mantenimiento de nuestra población e industria, sino que también para las proyecciones demográficas y de actividad económica, tal y como consta en la exposición de motivos de la propuesta presentada por el Grupo Popular de la Diputación.

La limitación de reserva que tiene el embalse de Beleña, provocó que se plantearan diferentes alternativas para paliar su pequeña capacidad. Una de estas soluciones fue la conexión Alcorlo-ETAP de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) que, si bien con el último convenio firmado entre esta y la Junta no es una garantía de viabilidad de suministro y por lo tanto de expansión de actividades económicas y demográficas, puede llegar a suponer un incremento de 4 hectómetros cúbicos, siempre y cuando se cumplan las condiciones de consumo y de sequía establecidas.

Otra alternativa planteada fue la conexión de las cuencas Sorbe-Bornova, lo que vendría a suponer cerrar una doble conexión y que posibilitaría que en aquellas situaciones de sobrante de agua en la presa de Beleña se pudiera trasvasar al embalse de Alcorlo, al igual que se hacía a la inversa en la conexión Alcorlo-ETAP.

La diputación ha comentado que la construcción de la citada conexión Sorbe-Bornova tuvo, con fecha 8 de febrero de 2011, declaración de impacto ambiental por parte de la Secretaría de Estado de a propuesta de la resolución de la Dirección General de Calidad y , “tirando por tierra la demandada conexión y por tanto las expectativas puestas en esta infraestructura que en buena medida solucionarían el problema del agua” de la provincia guadalajareña. La declaración ambiental de impacto negativo se fundamentaba en una norma que aún no había entrado en vigor, como era la Ley 5/2011 de 10 de marzo, de Declaración del Parque Natural de la , publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 2 de mayo de 2011.

“Guadalajara es una provincia denostada y tratada injustamente por el actual Gobierno regional, sometida a una continua y reiterada denegación de inversiones o todavía peor, posponiéndolas y dilatándolas en el tiempo, años y años de promesas y nada de realidades”, han afirmado en el Grupo Popular, añadiendo que “este caso es otro más”.