El Alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha firmado en la mañana de hoy, un protocolo de compromiso con el escultor, Francisco Sobrino, para construir un museo que lleve el nombre del autor.

Mediante este acuerdo, el de Guadalajara se compromete a construir el museo “Francisco Sobrino” en las naves del antiguo matadero. Para ello, convocará un concurso de ideas para llevar a cabo su rehabilitación. El Alcalde, Antonio Román, se ha mostrado esperanzado en que las instalaciones ya estén completamente listas y adecuadas en el año 2010.

Este nuevo museo contará con una sala de exposiciones en la que se mostrarán las obras cedidas por el autor y algunos trabajos escultóricos de otros artistas contemporáneos. Su objetivo principal será, tal y como ha destacado Antonio Román, “recuperar un artista para Guadalajara, lograr que perdure su persona y su obra, fomentar el patrimonio, y crear un nuevo espacio cultural en beneficio de la capital”.