Concretamente, el embalse de Entrepeñas ha bajado 4,136 hectómetros en los últimos siete días y almacena 122,265 de los 835 que puede embalsar; mientras que el de Buendía ha descendido 2,942 hectómetros y se queda en 218,846 de los 1.639 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto de los embalses de la provincia de Guadalajara, todos han visto disminuidas sus reservas. Así, el de Alcorlo ha perdido 2,29 hectómetros y almacena 68,91 de los 180 que puede almacenar; el de Almoguera desciende en 0,016 y almacena 5,61 de los siete que puede albergar y el de El Atance ha perdido 0,2 y alcanza 14,05 hectómetros del total de 35 que puede albergar.

Asimismo, el de Beleña ha descendido 1,023 y tiene un total de 33,45 hectómetros de cúbicos de los 53 que podría almacenar; mientras del de Bolarque registra una pérdida de 0,495 y registra un total de 28,70 hectómetros de los 31 que tiene como máxima capacidad.

Por su parte, el de Palmaces, ha perdido esta semana 0,23 hectómetros y marca un total de 17,16 de los 31 hectómetros cúbicos que caben en el embalse; también en La Tajera ha descendido el agua almacenada en 0,33 y registra ahora 10,79 de los 59 hectómetros que puede albergar, y, el de El Vado ha visto reducirse su reserva en 2,58 hectómetros, marcando ahora un total de 17,97 hectómetros de los 56 almacenables.

MOLINO DE CHINCHA

De otro lado, el embalse de Molino de Chincha, en la provincia de Cuenca, ha perdido esta semana 0,05 hectómetros, quedándose con 6,21 de una capacidad total embalsable de seis.