Concretamente, el embalse de Entrepeñas ha subido 0,5 hectómetros en los últimos siete días y almacena 178,2 de los 835 que puede embalsar, mientras que el de Buendía se ha elevado 0,9 hectómetros y se queda en 259,4 de los 1.639 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto de los embalses de la provincia de Guadalajara, todos han descendido sus reservas, excepto Almoguera y El Atance, que se quedan prácticamente invariables. El primero se mantiene en 5,9 hectómetros de los 7 hectómetros como máximo que puede embalsar y se queda con 13 hectómetros a un máximo de 35.

Así, el de Alcorlo ha bajado 0,16 hectómetros hasta los 65,2 de los 180 que puede albergar; el de Beleña desciende 1,1 hectómetros hasta los 28,4, de sus 53 hectómetros totales; el de Bolarque baja 0,3 hectómetros hasta los 27,6 con un máximo de 31; el de Palmaces baja 0,08 hectómetros hasta los 14,7, de los 31 que puede almacenar; La Tajera baja en 0,2 hectómetros hasta los 16,9 de un total de 59 y El Vado desciende en 0,7 hectómetros hasta los 12,1 de los 56 que puede albergar.

MOLINO DE CHINCHA

De otro lado, el embalse de Molino de Chincha, en la provincia de Cuenca, sube sus reservas 0,1 quedándose con 5,4 hectómetros de los seis totales.