El sistema de dependencia en el conjunto de Castilla-La Mancha ha pasado del suspenso con el al notable alto tras tres años y medio de gestión del presidente -Page, y en el caso de la provincia de Guadalajara “la evolución alcanza datos históricos y espectaculares”, según ha destacado , diputado regional del PSOE.

En cifras concretas, el número de prestaciones por dependencia en la provincia de Guadalajara ha pasado de las 4.362 con el Gobierno de Cospedal a 6.635 a finales de 2018. Es decir, en apenas tres años y medio de , las prestaciones por dependencia en la provincia de Guadalajara son 2.273 más, con un incremento del 52%. Dentro de las prestaciones, destacan los aumentos de los servicios de ayuda a domicilio, que son un 75% más ahora que en julio de 2015, y de teleasistencia, que se han incrementado un 216%.

Según los datos aportados por Escudero, el número de beneficiarios en la provincia de Guadalajara a finales de 2018 se aproxima a las 9.000 personas, con un aumento del 11% durante el Gobierno de García-Page, respecto a las últimas cifras que dejó el Gobierno de Cospedal en julio de 2015.

La mayor reducción del “limbo de la dependencia” de toda España

José Luis Escudero ha subrayado que “con el Gobierno del presidente García-Page, Castilla-La Mancha es la comunidad donde más se ha reducido el número de personas pendientes de atender dentro del sistema de dependencia”, pasándose de los “casi 27.000 expedientes en los cajones que dejó Cospedal a menos de 5.000 expedientes por resolver en la actualidad”.

En el caso de la provincia de Guadalajara, el llamado “limbo de la dependencia”, es decir, las personas que tienen una prestación concedida y están esperando recibirla, se ha reducido desde que gobierna García-Page un 78,4%, pasándose de las 2.140 personas de la provincia que estaban en esa situación con el Gobierno de Cospedal a 462 a finales de 2018. Además, el número de solicitudes pendientes de valorar y resolver se ha reducido de 645 a 418, lo que supone que son un 35% menos ahora que cuando gobernaba el PP de Núñez y Cospedal.

“A día de hoy, podemos decir que Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma de España con mayor cobertura del sistema de dependencia, y eso es el resultado de tener ahora un presidente regional que trabaja por el bienestar de las personas y que invierte cada año 48 millones más en dependencia que cuando gobernaba el PP”, ha enfatizado Escudero.

Nuevo decreto para agilizar prestaciones y devolver seguridad jurídica a las personas dependientes

El parlamentario regional socialista ha valorado como “una noticia muy positiva” la publicación de un nuevo decreto sobre dependencia aprobado por el . “Se trata del decreto de procedimiento, que viene a restituir la seguridad jurídica para las personas dependientes que eliminó Cospedal, y que va a simplificar los trámites y la documentación a presentar por los solicitantes de prestación, agiliza la tramitación y reduce a la mitad el plazo de resolución para menores de seis años y facilita la gestión de las prestaciones del sistema”, ha indicado.

Escudero ha recordado que “Cospedal desmanteló el sistema jurídico del sistema de la dependencia en la región y dejó en completa indefensión a las personas dependientes, y García-Page ha restituido en lo que va de legislatura los dos decretos derogados por su antecesora”. El primero de los decretos en restituirse fue el del catálogo de servicios y prestaciones, que el Gobierno regional de Page aprobó en 2016.

Por todo ello, José Luis Escudero ha alertado de lo que podría pasar si el PP volviese a gobernar en Castilla-La Mancha: “El PP de Núñez es el mismo que el de Cospedal, que quiso eliminar el sistema de dependencia en 2013, y por tanto sus recetas serían nuevamente las mismas de recortes, recortes y más recortes”, ha afirmado.