Las escuelas infantiles municipales de Guadalajara pasarán a depender de la Concejalía de Educación en lugar de integrarse en Bienestar Social como ocurría hasta la fecha, según lo ha anunciado el alcalde, Alberto Rojo, durante el acto de clausura del curso de las Escuelas Infantiles Municipales

El alcalde ha asistido a la clausura de las dos escuelas infantiles de la ciudad, Alfanhuí y Manantiales, que ha tenido lugar en el salón de actos del Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

“Queremos poner el foco en la importancia que esta etapa tiene en la educación de las niñas y niños que asisten a estos centros”, ha afirmado, para poner de manifiesto el compromiso del equipo de Gobierno de avanzar hacia la ampliación de número de plazas públicas de educación de 0 a 3 años en la ciudad y ha agradecido el trabajo que realiza el personal de las dos escuelas infantiles municipales.

Actualmente, las dos escuelas infantiles de Guadalajara suman un total de 129 plazas. La escuela de Manantiales cuenta con 33 plazas y Alfanhuí con 96. Hasta el 1 de julio permanecerá abierto el plazo para que las familias que resultaron adjudicatarias de plaza en estos centros durante el periodo de solicitud formalicen la matrícula.