Estas visitas se enmarcan dentro de las actividades programadas en la tercera campaña de excavaciones que se está llevando a cabo en este yacimiento desde el día 12 de este mes y que concluirán el próximo día 23, y que estarán centradas en el acueducto que llevaba agua a esta ciudad romana.

Los trabajos se están realizando gracias a la subvención concedida por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, con la cofinanciación del Ayuntamiento de Driebes, el Ayuntamiento de Brea de Tajo y la , y Áridos Blanquillo S.L, ha informado la Junta en nota de prensa.

El proyecto de investigación denominado ‘Excavación y análisis del acueducto de Caraca’ cuenta con un equipo multidisciplinar de investigadores, siendo los directores del mismo los arqueólogos y .

DOS AÑOS DE EXCAVACIONES

En el año 2017 comenzaron las excavaciones arqueológicas en el Cerro de la Virgen de la Muela en Driebes con la excavación del foro y una sección del decumano de la ciudad romana. En el año 2018 se excavaron las termas monumentales.

La existencia de este acueducto confirma la importancia del núcleo urbano de . Esta conducción medía en torno a 3 kilómetros, del que se han localizado 112 metros de canalización de opus caementicium (el hormigón romano) conservada. El acueducto, tiene similares características al de Segobriga, y tuvo su cabecera en el manantial de Lucos, también situado en Driebes, un nombre que deriva de latín Lucus y que significa “bosque sagrado”. La construcción de este tipo de obras iba en consonancia con la monumentalización de las urbes con estatus municipal.

La actual campaña de excavación tiene el objetivo de evaluar el acueducto, sus características y su contexto histórico y son de vital importancia para conocer tanto los orígenes como el desarrollo de la ciudad de Caraca. Estas verificaciones ayudarán a mejorar la comprensión del período histórico de la romanización en la provincia de Guadalajara.