En este acto se han homenajeado la historia democrática de varios municipios de la Sierra de Gata que han puesto en marcha proyectos para promover la “justicia y reparación” de las víctimas - directas e indirectas - de la Guerra Civil y el franquismo.

La ceremonia de entrega tuvo lugar este pasado sábado en la localidad de Hernán y estuvo presentada por Natalia Rodrigo y César Beltrán. Contó con la asistencia de decenas de miembros de distintas agrupaciones de Juventudes Socialistas de la provincia y con las intervenciones del secretario general del PSOE Provincia de Cáceres, y la secretaria general de Juventudes Socialistas de la provincia de Cáceres, .

Morales recordó a Conchita Viera y su lucha por recuperar el cuerpo de su padre en la Mina La Terría, en de Alcántara, e insistió en que “hacen falta recursos económicos y que seamos valientes para que el Estado dé respuesta a todas esas familias que aún buscan a sus represaliados por el franquismo”.

En su intervención, destacó que “actos como este recuerdan la importancia real”, y se preguntó “cómo un hombre o una mujer mayor no tienen derecho a saber donde está enterrado su padre” y aseveró que “el Estado tiene la obligación de responder para que esas personas sepan dónde están sus muertos”, informa el PSOE en nota de prensa.

LOS PREMIADOS

El diputado regional por el PSOE, Fernando Ayala, fue el encargado de recoger el reconocimiento a la Ley Autonómica de Memoria Democrática de Extremadura dentro de la categoría ‘Memoria Democrática’ que reconoce aquellas acciones en favor de la memoria. Durante su intervención enfatizó en que si bien la ley fue impulsada desde el grupo socialista en la , su redacción es fruto del esfuerzo de la sociedad civil y de las asociaciones de memoria histórica.

En la categoría ‘¿Qué ocurrió?’ fue reconocido el trabajo de la arqueóloga y antropóloga extremeña en la exhumación de fosas comunes en Extremadura dentro del proyecto de Recuperación de Memoria Histórica de Extremadura. Su discurso fue un alegato a la defensa de los derechos humanos y a la necesidad de entender que de lo que está en disputa en devolver a la historia personas y nombres que fueron borrados de ella.

Desde , y en la categoría ‘¿Cómo ocurrió?’, Conchi Cejudo recogió el premio al programa documental ‘Vidas Enterradas’ de la Cadena Ser, un serial radiofónico que “rescata rescata a través del documental y con un enfoque de derechos humanos, la vida y la muerte de personas asesinadas durante la Guerra Civil y el Franquismo”. Cejudo trasladó al público los sentimientos y emociones que le habían provocado escuchar tantos testimonios e historias de dolor y silencio, “sus músculos y corazón se encontraban encogidos”.

La edición décimo quinta de estos premios a la Memoria Histórica han buscado recordar y homenajear a las personas que sufrieron represión en la comarca de la Sierra de Gata. Así, en la categoría ‘¿Dónde ocurrió?’, la localidad de Villasbuenas de Gata guardó durante generaciones la memoria de personas que fueron fusiladas en las inmediaciones del pueblo.

Gracias a los testimonios que vecinos y vecinas de Villasbuenas, fue “relativamente fácil” encontrar la ubicación de fosas y exhumar e identificar a las personas que allí fueron asesinadas y enterradas. El exalcalde de Villasbuenas de Gata, Luis Mariano Martín Mesa, fue el encargado de recoger el galardón en nombre de los vecinos de la localidad.

En Hernán-Pérez, los miembros de la Sociedad de Trabajadores del Campo ‘La Unión’ sufrieron una represión física y económica que les obligó, incluso, a entregar sus tierras. Fueron recordados nombres como los de Saturio Sampedro, Bonifacio Beltrán, , o Alfonso Arroyo, quienes merecieron el premio en la categoría ‘¿De quién se olvidaron?’, que fue recogido por Áurea Sampedro.