Se estima que en base al conjunto de voluntarios, unas 571 personas, se recogerán 80 gramos por persona y día, lo que supone unos 43,28 kilos de estos residuos

Estas cifras permitirán para que en un futuro esta experiencia se extienda al resto de la ciudad

Mañana martes comienza la recogida selectiva de la fracción orgánica en Guadalajara, un proyecto piloto pionero en Castilla La Mancha, que se presentó recientemente y que va a desarrollar en la zona de Los Valles (bulevar del Alto Tajo y calles adyacentes).

, concejal delegado de , acompañado por , director general de Valoriza, ha comparecido esta mañana en el Ayuntamiento para dar a conocer los datos más significativos del inicio de esta iniciativa.

Hasta el día de hoy, un total de 200 familias de dicha zona, lo que se traduce en 575 personas, participarán de forma voluntaria en esta innovadora experiencia.

Esta cifra permitirá obtener unos datos lo suficientemente representativos para que, en un futuro, esta forma selectiva de recogida de fracción orgánica (restos de preparación de la comida, comida sobrante o excedentes y alimentos en mal estado, sin envase) “ayuden a trasladar esta primera experiencia al resto de la ciudad”, explica Úbeda.

En base a estos 575 voluntarios, se estima una recogida de 80 gramos por persona y día de este tipo de residuos, unos 43,28 lilos diarios. Cantidad que se irá aumentando según se vaya desarrollando el proyecto, como se ha visto en otras partes de España.

Campaña informativa y de captación de voluntarios

Previo a la puesta en marcha del proyecto, se ha llevado a cabo una intensa campaña de información para la captación de posibles voluntarios. Se ha llevado a cabo en dicha zona “puerta por puerta”, según ha comentado.

Esta campaña, a fin de facilitar que más personas colaboren con este proyecto pionero en nuestra región, continuará operativa hasta el próximo viernes 27 de abril.

Durante la realización de la campaña informativa y de captación, se ha intentado contactar con otras 367 viviendas que no estaban ocupadas en el momento. En 79 casos, los responsables de las viviendas han aplazado “para otro día” la visita y en 94 casos “no ha interesado” la campaña.

No obstante, como hasta el próximo 27 de abril continuarán las acciones informativas en la zona, se espera que el número de familias voluntarias aumente.

Para que las familias participantes puedan colaborar en el proyecto y puedan realizar la separación de la fracción orgánica de forma correcta, se les ha entregado un kit compuesto por un cubo aireado de color marrón, un pequete de bolsas biodegradables, una llave para abrir los contenedores y un pen drive de 4GB con información para reciclar correctamente. Cada familia participante recibe un obsequio de agradecimiento.

Contenedores marrones para este tipo de residuos

Hasta ahora la fracción orgánica se depositaba en el contenedor gris. Ahora este tipo de restos tendrán su propio contenedor de color marrón.

De la importancia de este proyecto pionero ha hablado Úbeda no sólo en términos de sostenibilidad y responsabilidad sino también en “la necesidad de llevar a cabo este tipo de recogida selectiva para contrarrestar el efecto invernadero”.

Por otra parte, en el año 2020 entrará en vigor una normativa europea en materia de residuos que obligará a los ayuntamientos a que el 50% de los residuos generados sean reciclados de esta forma.

Este proyecto, ha dicho, “nace con el horizonte de 2020 como meta final”. Continuará hasta que la recogida selectiva de la fracción orgánica se haya extendido por toda la ciudad.