Según han informado a fuentes municipales, la previsión es que quede “oficialmente extinguido” en las próximas horas.

El incendio, que se originó entre las 21.30 y las 22.00 de este martes, en una zona rústica, y mantuvo temporalmente en vilo a numerosos vecinos de la urbanización de El Clavín, llevó a desalojar a los clientes del como medida de prevención ante el temor de que un cambio de viento pudiera originar daños personales y otros optaron por hacerlo voluntariamente.

Aunque durante un tiempo se decretó el nivel 1 de alerta, en torno a las dos de la madrugada se retomó el nivel cero.

El alcalde de Guadalajara, , y varios de sus concejales, así como el director de o el diputado delegado del Consorcio de Bomberos estuvieron en el puesto de mando que se instaló en la propia Urbanización de El Clavín.

De momento no hay datos sobre el origen del mismo ni los daños, pero según señaló el propio alcalde a Europa Press, “en ningún momento” hubo que realizar ninguna evacuación de población salvo los clientes del Casino.

El incendio tuvo varios focos y alcanzó llamaradas muy llamativas y humo, y aunque no obligó a desalojos en El Clavín, algunos de sus vecinos optaron por retirarse como medida de precaución.

En los trabajos de extinción del fuego participaron seis motobombas, retenes, medio centenar de personas del servicio de Geacam de Castilla-La Mancha, Consorcio de Bomberos, Bomberos de Guadalajara, y Guardia Civil, entre los efectivos.

La concejala delegada del área, , ha querido destacar el hecho de que finalmente no haya habido que lamentar daños personales, “eso es lo más importante”, ha dicho tras agradecer la labor desarrollada por todos los participantes en la extinción.

Por su parte, el alcalde, Antonio Román, en nota de prensa ha señalado que, aunque hubo momentos de “preocupación sobre la deriva del fuego y sus posibles consecuencias”, en todo momento y, “gracias a la profesionalidad de los técnicos responsables de los respectivos servicios de extinción, el siniestro estuvo controlado”.