El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, , ha pedido “rebeldía contra la mentira y la soberbia del PP”, que les lleva incluso a despreciar a padres de niños con cáncer, como ha hecho el presidente de la Diputación de , , diciéndoles que “no le importa” su problema.

“No podemos tolerar que eso quede políticamente impune”, ha afirmado durante un acto de campaña en la localidad de (Guadalajara), en la que ha sido necesario cambiar de ubicación ante la masiva afluencia de militantes y simpatizantes socialistas.

Es la misma soberbia que ha mostrado el candidato del PP en las elecciones europeas, , ha agregado, “al justificar que perdió el debate frente a diciendo que le perdonó la vida porque era mujer y, por supuesto, las mujeres son más tontas”. García-Page ha recordado también que este tipo de manifestaciones “suenan igual que cuando Cospedal vino a Castilla-La Mancha y dijo que aquí ganaba el PSOE porque la gente estaba menos instruida”. “Lo cierto es que, desde entonces, no puede salir a la calle si no va con cien guardias civiles”, ha afirmado.

El responsable socialista ha señalado que Cospedal está intentando encubrir “su falta de gestión, sus recortes y sus mentiras fabricando querellas inventadas”, y ha desvelado que los tribunales acaban de dar la razón a dos exconsejeras socialistas, y María Luisa Araújo, que han estado sufriendo la persecución del PP y los ataques a su dignidad y honestidad.

García-Page ha subrayado que los gobiernos de Cospedal y de están utilizando la crisis como coartada para desmantelar servicios públicos, como la sanidad, y hacer negocio con ellos. “¿Cómo no va a ser posible mantener lo que hemos construido cuando teníamos mucho menos? Lo que tiene mérito es aguantar los servicios públicos en medio de la dificultad. Lo que no lo tiene es echar a la gente a la calle y dejar a los enfermos en los pasillos”, ha señalado.

Según ha recordado, desde que Cospedal gobierna en Castilla-La Mancha, “hay un 10% menos de camas, que es como cerrar el de manera permanente; sin embargo, cuando las cosas iban bien todo le parecía poco al PP”. Con todo, ha asegurado que “lo peor es que mienten y dicen que va todo mejor, como si todos fuéramos tontos y la gente no tuviera problemas”.

Por eso, García-Page ha señalado que “nos jugamos mucho en las elecciones, porque no podemos consentir que salgan legitimados, y tenemos que reaccionar con el instrumento más revolucionario que tenemos, que es el voto”. Frente a las políticas de la derecha que ha generado paro, pobreza y desigualdad, “hay alternativa, pero la realidad es que el único partido que puede parar los pies a Cospedal y a Rajoy es el PSOE”, ha concluido.