El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Guadalajara, Julio García, ha lamentado que “el PP haya antepuesto de nuevo sus intereses partidistas a la seguridad y el desarrollo de los pueblos de nuestra provincia”. García se ha expresado así después de que fuera rechazada la moción en la que se pedía a la Corporación provincial un pronunciamiento en contra de la práctica del “fracking” y al que retire el recurso contra la normativa aprobada por el para que Castilla-La Mancha sea un territorio libre de “fracking”.

“El PP de Guarinos y de Latre ha vuelto a demostrar una total sumisión a las directrices de partido, aunque sea a costa de hipotecar el futuro de nuestros pueblos y de poner en riesgo incluso la salud de los vecinos y vecinas que viven en ellos, como ha ocurrido en esta ocasión”, ha señalado el portavoz socialista. El “fracking” –o fractura hidráulica– es una técnica de extracción de gas extraordinariamente agresiva con el medio ambiente y puede acabar contaminando con productos tóxicos los acuíferos subterráneos.

El autorizó en 2013 el denominado proyecto Cronos, que abarca unas 100.000 hectáreas de y de Guadalajara. En nuestra provincia, serían cerca de 20.000 las hectáreas afectadas, repartidas entre los términos municipales de una decena de municipios. Precisamente, uno de ellos es Sigüenza, donde Latre es alcalde.

Para el portavoz socialista, “el ‘fracking’ es incompatible con un desarrollo racional y sostenible del medio rural”. Por eso, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron hace ahora un año una ley que ponía una serie de trabas que hacían prácticamente inviable cualquier proyecto de este tipo en la región. Sin embargo, el Gobierno de Rajoy presentó el pasado mes de diciembre un recurso que ha sido admitido por el y deja cautelarmente en suspenso la normativa regional hasta que se pronuncie sobre el fondo del asunto.

La Plataforma contra el Fracking de Guadalajara ha mostrado su rotundo rechazo al recurso y ha anunciado que estudia la convocatoria de nuevas movilizaciones, con el apoyo del propio , sindicatos, colectivos y todos los partidos políticos con representación en la provincia, excepto el PP.