El equipo de dará cuenta en el pleno de mañana de los informes recibidos desde el y desde el Ministerio de Hacienda, en los que se alerta de que el presupuesto 2019, elaborado y aprobado por el anterior , ha incumplido los objetivos de estabilidad presupuestaria en los tres primeros trimestres del ejercicio.

El vicepresidente primero, , y la vicepresidenta del área económica, Susana Alcalde, han explicado el motivo de estos incumplimientos: “la nefasta gestión del anterior , que elaboró un presupuesto con una previsión de ingresos inflada, un presupuesto inviable y fracasado desde su inicio”, en palabras de .

La vicepresidenta económica ha abundado en que “no hay suficientes ingresos para acometer todos los gastos presupuestados por los gobernantes anteriores”, quienes “además no han realizado ningún control sobre la ejecución presupuestaria”. El análisis pormenorizado de las cuentas de la Diputación de Guadalajara para el ejercicio 2019 ha dado como resultado una diferencia negativa entre ingresos reales y gastos de -1.620.641 €. Susana Alcalde ha achacado esta situación a que “el Gobierno del PP hizo un presupuesto irreal, con objetivos electoralistas, en el que se recogían promesas de actuaciones que buscaban un resultado favorable para el PP en mayo, pero que ellos mismos sabían que no podían cumplir”, por lo que ha calificado la gestión de los anteriores dirigentes de la Diputación como “irresponsable”.

Corregir la situación en el último trimestre para evitar un Plan Económico y Financiero

La vicepresidenta del área económica ha ofrecido varios ejemplos de ingresos previstos sobre el papel en los presupuestos del año 2019 que no se han producido: los ingresos por uso de instalaciones deportivas de la Diputación no se han cobrado desde el año 2017, de la misma forma que tampoco se han ingresado las liquidaciones por la recogida selectiva de residuos desde 2016, acumulándose entre estas dos partidas una falta de ingresos presupuestados que suma unos 380.000 €.

Susana Alcalde ha precisado que el desfase entre el gasto presupuestado y la insuficiencia de ingresos para llevarlos a cabo ha motivado que el Ministerio de Hacienda active las alertas contempladas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y “nos pide medidas para corregir la situación en el último trimestre del año y acabar el ejercicio cumpliendo los objetivos de estabilidad”, lo que llevará a “declarar indisponibles gastos consignados en el presupuesto, algo que también se habría visto obligado a hacer el anterior Gobierno del PP si hubiera seguido al frente de la Diputación”.

“De no conseguir reconducir la situación y cumplir los objetivos de estabilidad al cierre del ejercicio presupuestario, nos veremos abocados a un Plan Económico Financiero que condicionará el presupuesto de la Diputación para 2020”, ha advertido. Para tratar de evitarlo, los vicepresidentes han subrayado que todos los diputados del equipo de Gobierno llevan trabajando más de un mes para determinar los gastos que pueden declararse indisponibles, con la premisa de que “está garantizada la ejecución de las partidas destinadas a capítulo 1 y 2, de personal y gasto corriente”.

Tras explicar la situación con la que se ha encontrado el equipo de Gobierno, Susana Alcalde ha indicado que “el anterior Gobierno se dedicó a hacerse mucha foto, a realizar mucho anuncio, pero no hizo una gestión seria”, mientras que Rubén García ha afirmado que “en el anterior mandato, la Diputación funcionaba gracias a los trabajadores y trabajadoras, porque no había ninguna dirección política por parte de los diputados del PP”.