Así, ha asegurado que al haber un Gobierno en funciones, España funciona “difícilmente” a la hora de acometer importantes infraestructuras en Castilla-La Mancha.

Así lo ha indicado Hernando, a preguntas de los medios este viernes antes de mantener una reunión con el delegado de la Junta en Guadalajara, , donde ha destacado que no quiere hablar con el Ministerio en funciones.

El consejero ha aseverado que le preocupa “muchísimo” que se esté hablando de la posibilidad “por problemas de egos y vetos” entre “personas y partidos” de que no haya gobierno hasta febrero de 2020 si se repiten las elecciones generales en el mes de noviembre.

Algo que, a su juicio, es comparable con la paralización que sufrió el Ejecutivo castellano-manchego a raíz de la “traición” de Podemos en la votación de los presupuestos de la región en 2018.

Hernando ha señalado que duda “muchísimo” de que si se repiten las elecciones haya un trasvase de votos entre los bloques actuales. “No creo que ir a nuevas elecciones nos lleve a ninguna solución a medio o largo plazo”.

Para el consejero es “más útil” llegar a acuerdos en septiembre para formar Gobierno que sea “generoso” y en el que “realmente se pensara” en que hay muchos “proyectos paralizados” porque “no hay Gobierno de España”.