Cinco meses después de su entrada en el Gobierno municipal, según ha denunciado en rueda de prensa Baeza, acompañado de los concejales de Cultura y Deportes, y , hay 443 facturas “irregulares” por valor de 475.000 euros, solo atribuibles a Cultura y Deportes, y otros 600.000 euros más en facturaciones para las que no existe crédito.

De momento, según Baeza, los Consejos Rectores de los Patronatos de Cultura y de Deportes dirimirán este jueves sobre la existencia de estas 443 facturas “irregulares”, que se encuentran pendientes de pago y con reparo de la intervención municipal por “deficiencias graves” en el procedimiento.

Según ha denunciado el concejal de Hacienda, esta situación está motivada por la “falta de previsión, desorganización y absoluto despilfarro” por parte del Gobierno del , que ha concretado en la persona del exalcalde, el ‘popular’ , y sus concejalías de Obras, Cultura y Deportes, , y , respectivamente.

En este sentido, Baeza ha señalado que debido a las “malas actuaciones” de los responsables de la gestión municipal en el mandato de Román, el Ayuntamiento se encuentra en una situación “preocupante”, pendiente aún de si se podrán o no autorizar esos pagos, para lo cual antes tienen que ser valorados por sendos patronatos.

Luego se llevará a pleno la aprobación de un crédito para que los proveedores puedan cobrar lo que se les adeuda ya que ahora no se les puede pagar porque la orden de pago exige que estén levantados los reparos existentes.

PATRONATOS

En referencia concreta a los patronatos ha diferenciado por áreas: hay 306 facturas por importe de 357.000 euros, que corresponden al Patronato de Deportes, y 137 pertenecientes al de Cultura, en este caso cuantificadas en algo más de 116.000 euros, facturas que se van a someter a la consideración de los Patronatos y se trasladarán posteriormente al pleno del 29 de noviembre, para decidir si se levan o no los reparos y se autorizan los pagos.

El teniente de Alcalde ha atribuido algunos de estos gastos solo a la búsqueda de “fotos electorales” y “las facturas no dejan de llegar”, ha subrayado Baeza, sumando a las ya mencionadas otras tres por un valor total de 58.000 correspondientes a servicios prestados en 2018.

Baeza ha insistido en que ha sido la Intervención Municipal la que ha determinado que todas estas facturas proceden de procedimientos irregulares en tanto no se han seguido los cauces normales de contratación, “un descontrol absoluto”, ha dicho.

En referencia concreta al Patronato de Deportes, ha asegurado que la situación “es dramática” porque “se gastaba el dinero sin control” en alojamientos, ropa, plantas, ropa, caramelos, miel, protector de labios para deportistas, etc y ha afirmado que si se hacían en Guadalajara tantos eventos era realmente a que “ninguna otra ciudad estaba dispuesta a asumir este dispendio”.

Baeza ha pedido “perdón y disculpas” a los cientos de proveedores que están en lista de espera para que se les paguen sus facturas, hosteleros, comerciantes y medios de comunicación porque “han sido engañados”, al hacerse contrataciones sabiendo que habría problemas o retrasos para su pago.

Baeza espera que en el pleno del próximo viernes 29, “los responsables del desastre” sean “los primeros en apoyar el levantamiento” de estos pagos y el reconocimiento de un crédito extrajudicial para que los proveedores puedan cobrar lo antes posible. Si el pleno no lo aprobara, el proveedores podrían acudir a los tribunales y cobrar mucho más tarde.

CULTURA

En su intervención, la concejal de Cultura, Riansares Serrano, también ha mostrado su indignación por la situación en la que se encuentra el Patronato Municipal, y ha acusado al anterior Gobierno de usarlo como “un cortijo, haciendo y deshaciendo como les venía en gana”.

Según Serrano, la situación económica en este patronato “es grave y absolutamente preocupante” debido al “desbarajuste organizativo y confusión administrativa” de los anteriores mandatarios.

Ha indicado que al llegar al Ayuntamiento el presupuesto estaba gastado y lo ha atribuido, esencialmente, al “derroche realizado durante los dos meses previos a las elecciones”, con actividades a lo largo de todo el año “plagadas de irregularidades” ya que no se hacían expedientes administrativos, retención de crédito y ahora la gestión posterior está siendo complicada.

Ha acusado al que fuera concejal de Cultura en el , Armengol Engonga, de haber consumido todo el presupuesto de Cultura para todo el año hasta mayo en “eventos costosísimos” como el de y Juan Magan, celebrados en abril y mayo, por lo que el Patronato desembolsó 79.103 euros.

Sobre la Biblioteca Suárez de Puga, abierta a finales de 2018, ha explicado que es una “seudobiblioteca” porque no cumple las normas de este tipo de centros a nivel estatal, por la “obsesión de Román de alejarse de todo lo que fuera la Junta de Castilla-La Mancha”, pero ha asegurado que van a trabajar para normalizar la situación e incluirla en la red nacional.

DEPORTES

Por su parte, el concejal de Deportes ha utilizado el argot deportivo para valorar la gestión del PP, asegurando que “ha estado dopada” pero que será una auditoría la que lo determine y de cuyas conclusiones de determinará si tendrán o no que acudir a la Fiscalía en base a lo que digan los informes.

“El Patronato de Deportes está colapsado y el tira, tira, de Freijo ha socavado los cimientos de este de patronato”, ha precisado.

En este sentido, Olcina ha concluido con que esto se puede traducir en que el PP “organizó una fiesta por encima de las posibilidades de la ciudad y se marcharon sin pagar a los proveedores y sin limpiar el recinto”.

Según el concejal de Deportes, el anterior Gobierno del PP “ha gastado lo que no está en los escritos” y han convertido a Guadalajara en “ciudad europea de la morosidad”.Además, ha puntualizado que lo han hecho sin atender al deporte local, una historia que “tendrá continuidad”, lamentando que ahora no haya crédito ni para pagar la calefacción y todo esto lo hiciera Freijo para preparar la campaña electoral a Román.