Los doctores , , y , cirujanos plásticos del Hospital, han organizado este curso en el que se abordará la reconstrucción de la zona genital tras intervenciones radicales, una intervención que se realiza de manera inmediata a la extirpación, ha informado la Junta en nota de prensa.

Se trata de cirugías poco frecuentes y por ello menos conocidas, y “queremos dar a conocer que existen opciones de reconstrucción en estos casos”, ha indicado el jefe de la sección de Cirugía Plástica del Hospital, el doctor .

La reconstrucción permite una recuperación mejor y más rápida tras una extirpación que se debe, fundamentalmente, a la necesidad de eliminar tumores en vulva o pelvis. “No es lo mismo tener una herida abierta que debe cicatrizar sola que tener la herida cerrada desde el primer momento”, indica Emilio García Tutor, quien valora que el trabajo en equipo y la coordinación con los profesionales del servicio de “mejora resultados y aporta beneficios al paciente, al Hospital y a todo el proceso asistencial”.

Pero el curso no atenderá sólo a cuestiones oncológicas, ya que la reconstrucción puede aplicarse en casos de quemaduras, traumatismos físicos, accidentes o malformaciones congénitas. En este sentido, durante la jornada se abordará la reconstrucción tras una ablación o para tratar estados intersexuales que “por ser poco frecuentes hay menos conocimiento”.

El curso contará con la intervención de los especialistas en Cirugía Plástica del , que abordarán temas como la reconstrucción de hemivulvectomías, vulvectomías completas o la reconstrucción de defectos del rafe, así como de la estenosis vaginal.

También participarán, por parte del servicio de Ginecología y del Hospital de Guadalajara, la doctora , jefa de dicho servicio, y el responsable del área de Ginecología Oncológica, el doctor , para hacer un repaso histórico a la cirugía oncológica de la vulva y las razones para el trabajo en equipo.

Del mismo modo, los doctores , , y , con amplia experiencia en este tipo de cirugías, abordarán temas como la labioplastia y estética genital, reconstrucción en la ablación, la atención a estados intersexuales y otras técnicas en reconstrucción vaginal, así como la reconstrucción de la atresia vaginal o la reconstrucción en la exenteración pélvica.

La extirpación vulvar conlleva importantes consecuencias estéticas, funcionales y psicoemocionales para la persona y su entorno. Es por esto por lo que resultan de gran importancia los tratamientos reconstructivos genitales, técnicas que viven un momento de constante evolución y perfeccionamiento.

El cáncer vulvar es una neoplasia maligna poco frecuente, y cada año se realizan en Guadalajara en torno a una decena de intervenciones de extirpación y reconstrucción vulvo-perineal.