La inauguración de este espacio museístico constituye el colofón del programa de actividades conmemorativas que el Ayuntamiento de Guadalajara ha realizado este año con motivo del centenario del nacimiento del artista, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La programación ha constado de la exposición titulada ‘Antes del teatro. La pintura en la vida de Buero Vallejo’, de un espectacular acto institucional realizado sobre las tablas del Teatro Auditorio que lleva su nombre, de la instalación artística de ‘Historia de una escalera’ en la fachada de su casa natal, en la calle y de representaciones teatrales, lecturas dramatizadas, cine, mesas redondas y recitales poéticos.

“A través de estos actos esta ciudad quiere devolverle a Buero lo mucho que amó a la tierra que le vio nacer y lo mucho que hizo por ella, al ser uno de sus más preciados embajadores”, ha señalado el alcalde de Guadalajara, Antonio Román.

El espacio dedicado a Buero Vallejo se sitúa en el que será en un futuro próximo el Museo de la Ciudad. El Ayuntamiento de Guadalajara ha realizado un gran esfuerzo para abrir esas nuevas salas y “dar a conocer dos aspectos: el entorno más íntimo del dramaturgo y su talento como pintor”.

En ellas se ha reproducido el despacho que tenía en su domicilio madrileño, con el mobiliario y los enseres originales. Se trata, tal y como ha destacado Román, de un espacio muy significativo en su trayectoria artística y que fue, incluso, descrito por él mismo en su obra ‘La casa del tiempo’.

También goza de protagonismo en estas salas, la faceta como pintor de Antonio Buero Vallejo. Ésta fue su primera vocación y marcó su infancia y adolescencia. Una trayectoria que quedó truncada por la Guerra Civil y por sus años de presidio.

Ya en libertad, la retomó y realizó varias pinturas al óleo, expuestas ahora en Guadalajara: bodegones, ramilletes de flores y claveles, retratos de su y hermana, retratos inspirados en los modelos de , estampas de tipos castellanos bajo la influencia de . Una producción que a partir de ahora ve la luz para el disfrute de todos y en la que destacan sus autorretratos.

El alcalde de Guadalajara ha agradecido a la familia que haya permitido al Ayuntamiento adquirir las obras y los enseres que contiene este espacio y ha expresado su deseo de que “el mismo constituya un homenaje perpetuo, digno de un personaje tan importante para Guadalajara y para las artes de España”.

La entrada es gratuita y podrá visitarse los viernes y sábados de 11.00 a 14.00 horas, y de 17.00 a 19.00 horas; y los domingos y festivos, de 11.00 a 14.00 horas.