Respecto a la cifra de visitantes se encuentra “en línea” con las previsiones que tenían los organizadores, según ha declarado Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions, empresa organizadora de las ferias SIMA.

Durante los cuatro días que ha durado SIMA 2019, han participado un total de 309 empresas, lo que supone un 8 por ciento más que la edición del pasado año.

Además, los expositores han puesto a la venta más de 30.000 viviendas, casi un 13 por ciento más que en la edición de 2018. La inmensa mayoría de estas 30.000 viviendas se han ofertado sobre plano, un “indicador claro”, según la organización, de “la consolidación del mercado residencial” y de “la confianza del comprador”.

La vivienda de costa se ha vuelto a revelar como uno de las principales protagonistas de la feria, pues una de cada tres casas ofertadas en la feria está ubicada en alguna localidad del litoral español, especialmente en Costa Blanca y Costa del Sol que, conjuntamente, han acaparado más del 80 por ciento del producto turístico-residencial a la venta en SIMA.