Un evento ya consolidado en la capital alcarreña durante sus Ferias y Fiestas y que organiza la Diputación Provincial con la colaboración del Ayuntamiento de Guadalajara, instituciones que este año cuentan con nuevas caras al frente de las mismas como son y , presidente y alcalde, respectivamente.

Una gran fila de casi medio kilómetro ha marcado la distancia del primer al último comensal que se ha acercado a degustar este plato típico valenciano que cada año de fiestas congrega a los guadalajareños y cargos públicos como uno de los eventos más multitudinarios de las ferias.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Diputación, José Luis Vega, ha agradecido la contribución de la ciudadanía en un evento solidario que ha crecido en número de raciones previstas, pasando de las 4.600 que hubo aproximadamente el año pasado a las 5.000 de este 2019 para que no falte ninguna, ha indicado.

El presidente ha agradecido a todos los ciudadanos que se han acercado al Parque de San Roque a comer un plato de paella solidaria el “granito de arroz” que aportan para que la asociación beneficiaria “funcione con muchas ganas” porque realiza una “labor encomiable”.

Por su parte, también el alcalde la capital, Alberto Rojo, ha elogiado y valorado también el compromiso de la Diputación Provincial con la ciudad de Guadalajara y sus vecinos “con las cosas que importan”, en referencia a esta paella solidaria.

Según ha indicado Rojo, fue precisamente en un encuentro mantenido entre el presidente de la y él mismo cuando se decidió destinar el dinero a esta asociación considerando que era “la más pertinente”, y ha recordado la gratitud con la que han recibido la noticia cuando se les comunicó.

Por su parte, la presidenta de la asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Guadalajara, María Dolores Inés, ha mostrado su agradecimiento por este apoyo solidario y por la cantidad de personas que han querido colaborar con la adquisición de un plato de paella al módico precio de cuatro euros.

Ha reconocido que están pasando “momentos bastante difíciles” desde el punto de vista económico y que este dinero les vendrá bien para pagar las nóminas que se deben a los trabajadores, que llevan cuatro meses sin cobrar ya que “las ayudas que tienen no les cubren todos los gastos”, ha indicado.

Actualmente, la asociación cuenta con unos 140 socios, una cantidad muy inferior a la de años atrás.