¿Cuándo tiene previsto el Gobierno regional dar cumplimiento al compromiso asumido por él mismo de construcción y puesta en funcionamiento del segundo en la localidad de Alovera?

Así de clara y concisa es la pregunta oral que la diputada por Guadalajara y presidenta del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, ha presentado al Consejo de para que sea contestada ante el Pleno de la Cámara regional, y para la que espera una respuesta igual de clara y concisa.

“No valen excusas. Page tiene que dar explicaciones sobre el futuro del segundo y ponerse a trabajar para sacarlo adelante”, asegura Guarinos, que responsabiliza al jefe del Ejecutivo regional de la incertidumbre que rodea este proyecto y de la gran preocupación que está generando, especialmente entre el profesorado y los padres de Alovera, que a pocas semanas de concluir el proceso de escolarización aún no saben qué pasará con la matrícula de sus hijos, ni a dónde irán el próximo curso.

“Las excusas de Page no pueden tapar sus mentiras, ni sirven para tranquilizar a los padres de Alovera. Solo él es responsable de un pacto entre perdedores que está costando muy caro a esta región”, lamenta.

La diputada por Guadalajara recuerda que el consejero de Educación se comprometió el pasado mes de septiembre a construir el nuevo instituto y a ponerlo en marcha para el curso 2017-18. “Sin embargo, seis meses después, han dado marcha atrás. Una vez más, Page y su equipo demuestran que no son de fiar. Su palabra no vale nada, y sus falsas promesas se convierten en incertidumbre y preocupación para los ciudadanos”, lamenta Guarinos, que califica de ‘surrealista’ el hecho de que a escasas semanas de cerrar el periodo de matrícula, “decenas de alumnos de Secundaria de Alovera aún no sepan dónde estará su Instituto, ni si tendrán que compartir espacios con los escolares de Infantil y Primaria, en barracones que se coloquen de prisa y corriendo en algún colegio de la localidad”, con lo que ello implicaría también para los alumnos más pequeños, y para la ubicación de las dotaciones –laboratorios, aulas de tecnología o música, entre otras- que requiere la Enseñanza Secundaria.

“No se puede intentar tapar la incompetencia de una gestión a base de chapuzas. Con la Educación no se puede improvisar, y mucho menos poner en riesgo la calidad de la enseñanza, que es lo que está haciendo el Gobierno regional, más preocupado por intentar salvar un pacto entre perdedores que estamos sufriendo todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha, que por dar solución a los problemas de esta región”, asegura Guarinos, que considera que “Page es un irresponsable que está jugando con el futuro de Castilla-La Mancha en general, y especialmente de sus jóvenes”.