La presidenta del Grupo Parlamentario Popular de las Cortes de Castilla-La Mancha y diputada por Guadalajara, , ha lamentado el permanente desprecio de Page hacia los ciudadanos y la provincia de Guadalajara. En este sentido, aseguran que “los insultos de Page hacia Guadalajara son una constante, primero dijo que éramos una provincia “difícil y áspera”, y ayer, por boca de su consejera de Fomento, que cuando vino a visitar las viviendas sociales que tuvieron que ser desalojadas en el mes de enero por el Ayuntamiento de Guadalajara para garantizar la seguridad de sus inquilinos, que tuvo que “aguantar” a los vecinos”.

Guarinos ha señalado que es evidente que Page no tiene ningún respeto hacia la provincia de Guadalajara, y que cada vez que viene se siente muy incómodo. “No es de extrañar de una persona que ha incumplido todos y cada uno de sus compromisos con Guadalajara, y que cada vez que viene lo hace para realizar un anuncio que ya ha anunciado previamente y que nunca cumple”, lamenta.

La responsable popular se ha referido como ejemplos al Campus Universitario, al Convenio Sanitario con -que Page se niega a cumplir, obligándonos a realizar cientos de kilómetros por la región-, a las obras del Universitario -paralizadas porque un gobierno socialista no pagaba a la empresa constructora-, o a la conexión Alcorlo-Beleña, necesaria para que nuestros agricultores puedan utilizar un bien tan escaso y necesario en esta provincia como es el agua, y que el Gobierno de Page se niega a realizar.

“Page debería avergonzarse cada vez que viene a Guadalajara, como también debería hacerlo por su dejadez en relación con la falta de información, el oscurantismo y la opacidad en torno a lo sucedido en el edificio de viviendas sociales que tuvo que ser desalojado por orden del Ayuntamiento en la madrugada del 11 de enero”, ha dicho Guarinos, quien ha puesto como ejemplo de esta dejadez y de esta incapacidad, la comparecencia de la responsable de Fomento en el día de ayer que, después de dos meses y medio vino a decirnos que la situación está en “fase de diagnóstico” y que todavía no pueden aportar ningún informe al respecto.

Con respecto al trato recibido por los inquilinos, Guarinos ha señalado que se ha demostrado que tenemos un “Gobierno sin alma, un Gobierno antisocial”, al que no le ha importado dejar en la calle a una madre con dos hijos menores; se pregunta ¿dónde están los socialistas y sus socios de gobierno de Podemos cuando esto sucede? Guarinos ha concluido que hoy mismo volverán a solicitar la comparecencia del Gobierno de Page para aclarar lo sucedido en el edificio de viviendas sociales de la Colmada, en Guadalajara, a fin de que se ponga negro sobre blanco y se deje de actuar con el oscurantismo que ha caracterizado la actuación del gobierno hasta el día de la fecha.

También ha recordado que hay pendientes dos comparecencias que después de dos meses y medio no se han atendido, la de la Consejera de Bienestar Social y la Consejera del Plan de Garantías Ciudadanas, ambas desaparecidas durante todo este periodo.

Todo ello “demuestra que PSOE y Podemos, el Gobierno de Page, están ya inmersos en sus comodidades y en sus privilegios, sin importarles las dificultades por las que atraviesan muchos ciudadanos de la provincia de Guadalajara. Han sustituido la calle y las manifestaciones por cómodos despachos, buenos sueldos y un elevado número de asesores”. En definitiva, tenemos un gobierno de puro “postureo” y de mucha “hipocresía e incoherencia”, que hace todo lo contrario de lo que dice y al que sólo le importa la foto pero no la realidad ni los problemas de los ciudadanos, especialmente los de la provincia de Guadalajara”.