El presidente de entre 1999 hasta la intervención de la entidad en 2009, , ha ironizado en el Congreso con la sobreestimación que existe, a su juicio, acerca del papel que juegan los consejeros de entidades financieras: “¿De verdad no se sienten capacitados para estar en un consejo de administración? No me defrauden”, ha dicho, dirigiéndose a los diputados presentes en la comisión que investiga la crisis.

Durante su comparecencia ante la comisión de investigación de la crisis económica, el que fuera diputado socialista ha asegurado que los ejecutivos de la caja “eran homologables al resto” de entidades del sector, y ha lamentado que a los consejeros se les pueda llegar a acusar de “no haber corregido a los directivos”.

Respecto a la politización de las cajas de ahorro, al menos la que presidía, ha reconocido que los partidos presentes en la entidad podían ser considerados como accionistas o propietarios de las cajas. “Cuando hablaba con el PP hablaba con un accionista. Éramos los propietarios o gobernantes. ¿Es que no pasa en los grandes bancos? ¿Es que no negocian?”, se ha preguntado.

De hecho, en un momento de su comparecencia ha reconocido que nombró consejero de la caja al marido de la ministra de Defensa, , porque así se lo pidió el PP, y que esta formación era legítima de reclamar un puesto en la entidad. Hernández Moltó ha comparado la caja con el Congreso, pues ahí también se negocia “para que salgan las cosas adelante”: “¿O es que está esto muy politizado?”, ha ironizado.

Durante un momento de su intervención, ha reconocido que vive la crisis y la desaparición de las cajas como “un fracaso personal y colectivo” y se ha preguntado por qué las cajas son un fracaso cuando han tenido, ha dicho, un pasado de “éxito” durante los 30 años precedentes.

“Parece que el sistema financiero se ha hundido por la politización de las cajas. Pues mire, no. Son las mismas que nos han llevado a un gran éxito”, ha aseverado. En este sentido, ha recordado que durante la desaparición de las cajas “no han perdido todos”, pues cree que “algunos la han ganado (la batalla) porque la llevaban peleando 30 años”.

LA INTERVENCIÓN, “PRECIPITADA Y DESPROPORCIONADA”

Así, cree que la decisión de intervenir su entidad fue “como un aviso a navegantes”, y ha recordado que a partir de ahí “se pusieron en fila todas y desaparecieron en tiempo récord”. “Creo que injustamente, creo que cundió un pequeño pánico”, ha dicho.

Asimismo, aun reconociendo que Caja Castilla-La Mancha “reunía las mismas circunstancias de debilidad que otras” ha dicho que también “tuvo circunstancias que no tuvo ninguna otra”, y ha apuntado a “la campaña de falta de reputación o ataque”, iniciada “aparentemente de forma casual” para decir “que había quebrado” su entidad.

Así, ha dicho que “se dieron más de cien ruedas de prensa atacando” a la caja, los responsables del PP en la caja salieron de los órganos de gobierno, y a partir de ahí se rebajaron los niveles de calidad que conllevaron retiradas de fondos.

Hernández Moltó ha dicho que la pérdida de fondos durante el primer trimestre de 2009, según los propios datos del , fue de mil millones. “La tormenta perfecta”, ha resumido, subrayando que el desencadenante de la intervención fue “un problema de liquidez”.

En todo caso, cree que fue “una decisión precipitada” tal intervención y que existió una “sobreactuación”. Así, ha dicho que únicamente se utilizaron 1.500 millones de los 9.000 millones de aval del Gobierno, que devolvió a los pocos meses, y que devolvió al Fondo de Garantía de Depósitos todo el dinero al que tuvo que recurrir en su momento.

“A la Caja Castilla-La Mancha la tranquilizó, pero a lo mejor asustó a los mercados. Creo que hubo una cierta desproporción”, ha lamentado, señalando que la intervención “produjo más inconveniente que ventaja”.

MENCIONA A GUINDOS POR ‘AGRANDAR’ EL AGUJERO DE LA CAJA

Sin encuadrarlo dentro de esa “campaña”, Hernández Moltó también ha recordado, ante preguntas de los diputados, que la consultora llegó a cuantificar en 2008 un ‘agujero’ en la caja de 3.000 millones de euros, y que esta cifra posteriormente no coincidía con ninguna evaluación del Banco de España.

El expresidente de CCM ha señalado que esta consultora participó junto con Ernst & Young, Ibercaja y en un encuentro para explorar vías de colaboración, en el que también llegaron a participar los gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha y Aragón.

La información de tal agujero en la entidad, ha dicho Hernández Moltó, “desmorona la situación”. “El responsable económico de Price Waterhouse, no me hagan ustedes caso, posiblemente era el señor De Guindos”, ha acusado, en referencia al actual ministro de Economía, y Competitividad.