Con una superficie de 20.390 m2 el activo se caracteriza por su flexibilidad y versatilidad al ofrecer una estructura divisible en 8 módulos con 2.420 m2 de planta y 137 m2 de entreplanta.

El edificio, cuya venta ha contado con el asesoramiento de la consultora inmobiliaria CBRE, está destinado al almacenaje y distribución de mercancía, y dispone de 31 muelles de carga y descarga, junto a una enorme playa de maniobra superior a 30 metros de anchura que facilita el tránsito de los camiones.

De la estructura destacan los elementos prefabricados de hormigón armado con luces de 28 metros, la adecuación de la cimentación según el estudio geotécnico previo y los cerramientos exteriores a base de panel sándwich ‘in situ’ o prefabricado de doble chapa, y/o panel prefabricado de hormigón armado, ha informado Inbisa en un comunicado.

La cubierta está formada por panel tipo sandwich, con doble chapa, aislamiento térmico interior, y lucernarios de iluminación natural.

La parcela, ubicada en el sector SI-21 de Cabanillas del Campo, alcanza los 30.800 m2 sobre los que la división de construcción de Grupo Inbisa edificó la nave y obtuvo la licencia de primera ocupación en abril de 2009.

La venta se produce tras haber finalizado varias remodelaciones, entre las que destaca la total adecuación de la plataforma a riesgo medio 5 según la normativa actual contra incendios con la actualización de exutorios y rociadores.