Así lo ha indicado este martes la consejera de Fomento, , en la Comisión de Fomento del Parlamento regional, donde ha informado de la situación del edificio propiedad de la empresa pública y ha detallado que en total ha habido 108 personas afectadas y que desde este mismo lunes “ya están solucionados todos los temas personales” que motivó la situación.

En concreto, ha comentado que 26 propietarios han optado por ser reubicados en una nueva vivienda —y el contrato con Gicaman sigue funcionando—, siete han decidido rescindir su contrato de alquiler recibiendo una indemnización de la empresa pública, y los diez restantes se han acogido a la ayuda económica de emergencia de la Dirección General de Bienestar Social —de 3.000 euros—, paralizando el contrato hasta que puedan volver a su domicilio.

(Habrá ampliación)