La investigación de esta persona se llevó a cabo a la altura del kilómetro 37,400 de la carretera N-211 (Alcolea del Pinar A-2 a Fraga (NII a), cuando agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara se hallaban realizando un punto de verificación de alcohol y drogas y procedieron a dar el alto al conductor de una furgoneta que circulaba por dicho punto, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Los agentes sometieron al conductor a las pruebas reglamentarias para determinar el grado de impregnación alcohólica, mediante aire espirado, que arrojaron un resultado de 1,01 y 0,95 miligramos de alcohol por litro de aire espirado rebasando, por tanto, en casi 4 veces, el límite permitido para los conductores de este tipo de vehículos, establecido en 0,25 miligramos.

Se da la circunstancia de que en el momento que fue interceptado, esta persona se dirigía al Juzgado de Instrucción de Sigüenza para declarar en calidad de investigado por otro presunto delito de alcoholemia, hecho que cometió el pasado 10 de Junio (doce días antes), en la misma vía, en el término municipal de Alcolea del Pinar.

Por los hechos expuestos, la Guardia Civil instruyó las correspondientes diligencias por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, por conducir un vehículo a motor bajo las influencias de bebidas alcohólicas y puso a disposición judicial al investigado en el Juzgado de Instrucción de .

Para cualquier información relacionada con esta nota de prensa pueden dirigirse a la OPC de la Comandancia de Guadalajara en el teléfono 949.24.79.83.