El portavoz del Grupo Socialista en el , , ha denunciado que el alcalde, , está perdiendo cada año miles de horas de ayuda a domicilio conveniadas con el Gobierno regional. Según los datos que ha aportado Jiménez, en los tres últimos años el alcalde ha renunciado a 44.500 horas que estaban asignadas al Ayuntamiento de la capital –el 20%–, lo que implica que se han dejado de crear hasta 25 empleos para prestar este servicio. En el año 2017 se dejaron de prestar 16.000 horas, 8.400 en 2016 y 22.100 en 2015.

Además, todo esto ocurre mientras hay cerca de 60 personas en lista de espera –en algunos casos, desde hace más de un año–. El resultado de lo que Jiménez no ha dudado en calificar como “nefasta gestión” de Román es que el número de usuarios de ayuda a domicilio se ha reducido de 500 a menos de 250 en los últimos 10 años, un 53%. “Todos sabemos que cada vez hay más situaciones de dependencia como consecuencia de la mayor esperanza de vida, pero la gente se está marchando a empresas privadas porque hay situaciones que no pueden esperar seis meses o un año hasta que el Ayuntamiento les preste el servicio”, ha puntualizado el portavoz socialista.

Por eso, le ha pedido al alcalde que, “cuando se dirija al para pedirle cualquier cosa que necesite la ciudad, se acuerde de las 44.500 horas que se han perdido en el servicio de ayuda a domicilio en los tres últimos años, y que se acuerde de las personas que tiene en lista de espera”. Para Jiménez, “no se puede continuar así, gobernando con tanta despreocupación y dejando a muchas familias sin un recurso al que tienen derecho, cuando habría posibilidad de ofrecérselo”.

Pero si es evidente que hay graves fallos en la gestión de la ayuda a domicilio, otro tanto ocurre con el resto de programas sociales del Ayuntamiento. Así, Román anunció el año pasado que destinaría 105.000 euros para el Plan de Maternidad, destinado a ayudar a las familias ante la llegada de un nuevo miembro. Sin embargo, solo se han utilizado 22.000 euros, que han llegado apenas a una veintena de personas.

En el caso del denominado IBI social, con el que se pretende ayudar a pagar este impuesto municipal a familias con pocos recursos, los beneficiarios no llegaron siquiera al centenar, y el montante total de las ayudas fue de 24.000 euros, menos del 30% del dinero disponible. El portavoz socialista ha recordado que el Ayuntamiento recauda cada año más de 24 millones de euros por este impuesto, lo que pone de manifiesto que se trata de una cantidad ridícula. Peor aún resultó la convocatoria de ayudas para pagar el agua –el “agua social”, como lo denominó Román–. Hubo únicamente 19 beneficiarios, y se emplearon menos del 20% de los recursos destinados a este programa. En realidad, las ayudas ni siquiera llegaron a sumar 6.000 euros en total.

“Es decir, que el año pasado el Ayuntamiento solo llegó a 130 personas para ayudarles con los gastos de maternidad o con el pago de los recibos del agua y del IBI. En una ciudad de ronda los 85.000 habitantes, es un desastre absoluto”, ha asegurado Jiménez.

Para dar la vuelta a esta situación, ha propuesto una serie de medidas correctoras, entre las que ha destacado la necesidad de unificar todas las ayudas sociales en una sola convocatoria –“no se puede estar todos los días pendiente del Boletín Oficial de la Provincia, a ver qué ayuda sale, si es que sale alguna”, ha explicado–, además de tomar en consideración las recomendaciones de los trabajadores sociales municipales y reforzar el servicio con más personal.

“Son propuestas sencillas y compatibles con atender a un ministro que viene a Guadalajara a hacerse una foto, porque lo más importante de todo para un alcalde debería ser que desapareciera la lista de espera de ayuda a domicilio. Lo que se está haciendo ahora con las ayudas sociales es un absoluto fracaso. El alcalde, y también Ciudadanos, deben ponerse las pilas, dejarse de falsas discrepancias y ponerse a trabajar por la ciudad”, ha afirmado. De hecho, ha señalado que “a la vista de estos datos, más de uno debería estar pensando en marcharse del Ayuntamiento por su ineficaz gestión, y me estoy refiriendo al alcalde, que no puede seguir haciendo anuncios que no se cumplen”.