El presupuesto de la Diputación de Guadalajara para 2019, aprobado con los votos del PP y la diputada tránsfuga, “es para la galería, el presupuesto de un año electoral, en el que tratan de recoger aquello que deberían haber hecho en los cuatro años de mandato y han dejado sin hacer”, según el portavoz del Grupo Socialista, Julio García, quien además desconfía de que “Latre tenga intención de hacer nada realmente, porque acaba su mandato y porque sigue mostrando una alarmante falta de compromiso con los pueblos de la provincia”.

García ha puesto varios ejemplos que evidencian que “Latre ha hecho muy poco en cuatro años y su intención es que sigan sin abordarse actuaciones muy necesarias para la provincia”. Entre esos ejemplos ha citado la partida para administración electrónica, que repite la misma consignación que tenía en 2018 y se quedó sin tocar, así como la apertura de la Escuela de Vela de Alocén, que se lleva anunciando desde 2015 y sigue cerrada, o los 250.000 € para el Parque de Bomberos de Sacedón, también anunciado como prioridad desde 2015, pero con los que solo pretenden actualizar el proyecto. “Se demuestra que Latre y el PP nunca han tenido ninguna intención de poner en marcha el Parque de Bomberos de Sacedón”, ha indicado.

Ninguna estrategia contra la despoblación de la provincia

El portavoz socialista ha analizado los puntos más destacados de la memoria del presupuesto 2019, en la que se reflejan los teóricos grandes objetivos de las cuentas del ejercicio, y ha señalado que “ahora la propuesta estrella de Latre es una partida de millón y medio de euros para combatir la despoblación en toda la provincia, pero la realidad es que no sabe en qué medidas concretas se va a emplear ese dinero, porque no tienen ninguna estrategia”.

Además, para los , el repite la aportación mínima de la Diputación para gastos de funcionamiento de 2018, pero “después de haber suprimido el convenio mediante el cual en el anterior periodo de programación, la Diputación destinó más de 2 millones de euros a los emprendedores de la provincia a través de estos grupos”, ha recordado.

Inversiones no realizadas en años anteriores e infladas de cara a la galería

En materia de inversiones, García ha destacado que “la inclusión de 6 millones de euros procedentes del superávit, a última hora y con prisas, refleja lo que debía haberse hecho en 2017 y 2018 para cubrir necesidades de los pueblos, y con lo que la deuda de la Diputación estaría totalmente controlada en torno a 12 millones de euros”.

El portavoz socialista ha dejado constancia, además, de que “no es verdad que se haga un gran esfuerzo inversor, ni que en total se destinen 30 millones a inversión en los pueblos, como ha proclamado Latre, porque la cifra no es real y además a los pueblos no se va a destinar ni la mitad de los 21 millones consignados sobre el papel en el capítulo de inversiones”. Según los cálculos del Grupo Socialista, además, dispondrían en este presupuesto tres millones de euros más que en el de 2018, pero tan solo uno de ellos va a ir destinado a inversiones.

Por otra parte, ha llamado la atención sobre “el bajo nivel de ejecución de obras en planes provinciales, arreglos de caminos y obras hidráulicas”. Así, en materia de arreglo de caminos, falta por ejecutar la cuarta parte de las obras de 2017 y las de 2018 no están todavía ni adjudicadas, por lo que “no solo no se va a hacer nada de lo presupuestado para 2019, es que las actuaciones de 2018 se van a quedar prácticamente sin tocar”.

En cuanto a obras hidráulicas de renovación de redes, García ha resaltado que “ha sido un mandato perdido, con una media de 250.000 € por presupuesto, que equivalen a 1.000 € por año y municipio”, mientras que los planes provinciales “presentan muchos problemas de gestión, cada vez más retraso y cada vez más casos de obras empantanadas o mal ejecutadas”.

Dinero para la capital que se les niega a los municipios

En su argumentación para rechazar los presupuestos de Latre para 2019, Julio García ha calificado como “una burla” que se diga que se mantienen las transferencias a ayuntamientos para emergencia social, cuando “la capital, teniendo más presupuesto que la Diputación, es el único municipio de la provincia que ha estado recibiendo estas ayudas: 50.000 € por año para Román, que suman 200.000 € en todo el mandato, y cero euros para el resto de la provincia”. “Ahora, además, Latre ha decidido dar a Román otros 200.000 € más cada año, en 2018 por la declaración de Guadalajara como ciudad europea del deporte y n 2019 para hacer calles que son competencia municipal”, ha criticado.

El portavoz socialista también ha lamentado que “los presupuestos de 2019 no solucionan un incumplimiento con los municipios, el de técnica en materia urbanística, que retrasa la concesión de licencias para viviendas o para abrir pequeños negocios, porque no solo va a seguir sin cubrirse la plaza vacante de arquitecto en el al Municipio, sino que incluso ha desaparecido de la plantilla”.