La Junta de Gobierno ha aprobado este martes la publicación de dos convocatorias de ayudas educativas para 2019, con una partida de 145.000 euros, destinadas al pago de escuelas infantiles y a la subvención de material escolar no curricular vinculado al segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. Las bases de convocatoria serán publicadas en la web municipal en los próximos días para que las personas interesadas puedan formalizar su solicitud, para lo que contarán con un plazo de 20 días.

La concejala de Educación, , ha confirmado que “es la primera vez que se ponen en marcha ayudas para que las familias puedan hacer frente al coste de las matrículas en las escuelas infantiles” al tiempo que ha explicado que “el objetivo es fomentar la educación infantil como etapa importante en la vida de las niñas y los niños y también facilitar la conciliación familiar”.

Como factor a destacar, García ha confirmado que en esta ocasión se tendrá en cuenta la renta de las familias tanto para la concesión de las ayudas como para establecer la cuantía de la misma. “Es imprescindible tener en cuenta el nivel de renta para que el Ayuntamiento ayude de verdad a las familias con menos recursos y no para que se acaben financiando zapatillas de cien euros en núcleos familiares con ingresos mensuales de 80.000 euros, como sucedía en años anteriores”, ha asegurado.

Nueva convocatoria de ayudas para escuelas infantiles

El Ayuntamiento destina 75.000 euros a la puesta en marcha de una línea de becas para el pago de las escuelas infantiles municipales o de centros autorizados por la Junta de Castilla-La Mancha para impartir el primer ciclo de educación infantil.

Se crean dos tramos según el nivel de renta por los que se establecen cuantías diferentes en las ayudas, en función también del tipo de jornada del niño. Así, los niños cuyas familias perciban una renta per cápita inferior a los 10.000 euros recibirán una beca de 200 euros si la jornada de matriculación es completa (7 horas) o de 100 euros al mes si la jornada es reducida (menos de 7 horas). En los casos en los que la renta supere los 10.001 y no exceda el límite de los 15.000, las familias recibirán 150 euros o 75 euros al mes si su jornada es completa o reducida, respectivamente.

Las ayudas se dirigen a niñas y niños matriculados entre el 1 de enero y el 30 de junio y se harán efectivas en un solo pago. Para solicitarlas habrá que iniciar un procedimiento administrativo que vendrá detallado en la web municipal. A primeros de año se publicarán las bases para la convocatoria de ayudas correspondientes al curso 2019/2020.

Ayudas para material no curricular vinculadas al nivel de renta

El Ayuntamiento vuelve a poner en marcha una línea de ayudas para subvencionar a las familias los gastos de material no curricular (mochilas, carteras, estuches, material de papelería, uniformes etc.), con la novedad de que en este curso la percepción de las mismas dependerá del nivel de renta per cápita de la familia. La convocatoria fija en 100 euros la cuantía máxima a percibir por parte de las familias de estudiantes de educación infantil y de 200 euros en los casos de Primaria, Secundaria, Bachiller o Formación Profesional.

Para la concesión de ayudas se tendrán en cuenta criterios como el nivel de renta, la condición o no de familia numerosa, monoparental o de víctima de la violencia de género, así como la existencia de algún tipo de discapacidad superior al 33 por ciento. Por todos estos criterios se otorgará una puntuación para asignar las ayudas partiendo de la más elevada hasta agotar el crédito de 70.000 euros.

Respecto al coste de los artículos a subvencionar, la edil de Educación ha destacado “que no podrán exceder los 50 euros por unidad en las modalidades de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, salvo los uniformes escolares”.

Podrán optar a esta línea de ayudas las familias de estudiantes matriculados para el curso 2019/2020 en centros financiados con fondos públicos, cuyo nivel de renta per cápita no supere los 15.000 euros.

La renta per cápita familiar se calcula dividiendo los ingresos netos del conjunto de la familia y dividiendo por el número de miembros de la misma.