“El 2019 no ha sido un buen año para la sanidad de Guadalajara”, así se ha pronunciado la vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla-La Mancha y diputada del por Guadalajara, . “Con Page y el PSOE el número de personas que están esperando para ser atendidas en el Hospital de Guadalajara asciende a 12.143 en el mes de diciembre de 2019, lo que representa un incremento de 2.249 personas y un 23% más con respecto al mes de enero del mismo año”.

“Este incremento también se ha visto reflejado en los tramos más largos de la sanidad pública, en los que hay esperando en el mes de diciembre de 2019, 4.405 pacientes, 1.599 más de los que había en el mes de enero, lo que representa un incremento de cerca del 60%”.

Así, en el mes de enero de 2019, había 4.490 personas esperando una intervención quirúrgica, de las cuales 2.029 llevaban esperando más de 180 días; 4.123 esperando una consulta externa, de las cuales 363 esperaban más de 60 días; y 1.281 esperando una prueba diagnóstica, de las cuales 414 engrosaban la lista de espera de más de 30 días. En el mes de diciembre, las listas de espera quirúrgica ascienden a 5.039 pacientes, 549 más que en enero; las listas de espera para consultas externas a 5.622 pacientes, 1.499 más que en enero; y las listas de espera para pruebas diagnósticas a 1.482 pacientes, 201 más que en el mes de enero. El incremento también lo han experimentado los tramos más largos, alcanzando cifras escalofriantes. Así, el número de guadalajareños que está esperando más de 180 días para una intervención quirúrgica se ha incrementado en tan solo un año un 33%, los que se ven obligados a esperar más de 30 días para una prueba diagnóstica, un 62%, y los que tienen que esperan más de 60 días para una consulta externa son los más perjudicados, un 184%.

Estos datos, ha finalizado Guarinos, “exigen medidas contundentes para poner fin a unas listas de espera que nos avergüenzan a todos y ante las que el y el PSOE deben reaccionar de inmediato con más recursos”, lo que requiere la puesta en marcha de un plan para reducir las listas de espera en nuestra región, destinando al mismo la cantidad de 15 millones de euros, propuesta realizada desde hace tiempo por el y que todavía no ha obtenido respuesta.