“Si en algún momento el decide tocar por algún lado el Decreto 773 sea para modificar las reglas de explotación, para garantizar que el agua se quede en la cuenca cedente como prioritaria y, evidentemente, si sobra, que seamos solidarios y que se vaya para otros territorios, pero cuando sobre”, ha reclamado la consejera, según ha informado en un comunicado el Ejecutivo autonómico.

Dicho esto, ha aseverado que el va a seguir peleando y exigiendo ese cambio de las reglas de explotación “esté en el Gobierno quien esté, porque es algo básico para los intereses de esta comunidad”.

En una visita a la localidad de Mondéjar, donde ha mantenido una reunión de trabajo con el alcalde, se ha referido a la “tónica trasvasista que viene sucediéndose mientras ni llueve ni nieva ni hay cambios materiales en el Gobierno central respecto al Acueducto Tajo-Segura y tras el nuevo trasvase de 38 hm3 aprobado esta semana”.

“Parece que los únicos que nos damos cuenta de lo que está pasando somos los castellano-manchegos, el y los que sufrimos esa falta de lluvia, porque el Ministerio eso no lo ve. Lo que hacen desde el Gobierno central es seguir aprobando una serie de trasvases amparándose en la decisión de una Comisión de Explotación y que permite el Memorándum, una ley que fue aprobada por el PP, por la entonces presidenta Cospedal, a espaldas de Castilla-La Mancha”, ha condenado.

Por último, ha desaprobado que en base a este Memorándum esta comisión se pueda reunir y “en el momento que los embalses rebasan la línea de 602 hectómetros cúbicos, de manera automática, apruebe un trasvase, sin saber por qué ni para qué se necesita”.

“Creo que son preguntas que hay que hacerse y respuestas que se deben dar tanto por parte de la Comisión de Explotación como de quien recibe el agua, aunque en Castilla-La Mancha no tenemos ninguna respuesta a todas las preguntas que hacemos”, ha concluido lamentando.