La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Lucía de Luz, se ha mostrado sorprendida por las críticas del alcalde a la obra del nuevo hospital, que demuestran que “ es la única persona que no se alegra de que la construcción del centro hospitalario avance a buen ritmo”. Y ha recordado que su actitud “siempre ha sido frentista y sectaria contra el Gobierno socialista de Page, que ha reanudado la obra, mientras que fue muy sumiso y mantuvo un silencio cómplice cuando Cospedal paró la obra al mes exacto de ser presidenta de Castilla-La Mancha y así la mantuvo durante los cuatro años que gobernó la región”.

De Luz ha recordado, mostrando la información periodística que lo corrobora, que Román, cuando además de alcalde era diputado regional del PP, votó en noviembre 2011 en contra de una iniciativa para que las Cortes de Castilla-La Mancha exigieran a Cospedal reanudar las obras del hospital de Guadalajara, que había paralizado cuatro meses antes. También en 2011, la misma iniciativa de reanudación de las obras fue presentada por el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, y en esa ocasión Román se ausentó del pleno para no votarla.

“¿Qué credibilidad merecen las declaraciones que Román hizo ayer sobre la obra del hospital con estos antecedentes?”, se ha preguntado la portavoz socialista, quien considera que “Antonio Román lo que debería hacer es disculparse ante la ciudadanía de Guadalajara, porque mientras Cospedal paraba las obras, él aplaudía, callaba y votaba en contra de reanudarlas”.

Lucía de Luz ha resaltado que “mientras todos los colectivos y asociaciones de pacientes que han visto el avance de las obras están más que satisfechos, Román solo se dedica a criticar y a difundir bulos”. Además, ha insistido en que “si Cospedal no hubiera paralizado la obra en cuanto fue presidenta del Gobierno regional y no la hubiese mantenido parada hasta que los ciudadanos la echaron, el nuevo hospital de Guadalajara ya estaría hecho y en funcionamiento”.

Román ataca al Gobierno que reanudó la obra. La portavoz socialista ha calificado de “inaudito” que Román se dedique ahora a criticar al Gobierno de , que “desde el minuto uno se empeñó y esforzó en sacar adelante la obra del nuevo hospital de Guadalajara, que ya está a más de la mitad de su ejecución y en la que ya ha invertido más de 31 millones de euros”, cuando “él fue cómplice de que esa obra estuviese parada cuatro años y de que el único gasto de Cospedal en el nuevo hospital de Guadalajara fueran 8 millones de euros en indemnizaciones por su decisión de paralizar su construcción”.

“Lleva año y medio para asfaltar una calle y se atreve a hablar de ritmos”. Lucía de Luz ha subrayado también que “frente a un Gobierno regional, el de García-Page, empeñado en recuperar todo lo que destruyó el PP, nos encontramos a un alcalde que tenía que asfaltar una calle y lleva más de año y medio para hacerlo”, en referencia al segundo acceso al hospital, y “todavía se atreve a hablar de ritmos en las obras”.

A juicio de la portavoz socialista, “Román sigue empecinado en poner trabas: lo hizo con el parking del hospital, lo ha hecho con el segundo acceso y ahora con sus críticas al avance de las obras del hospital que él ayudó a paralizar”, por lo que “no merece ninguna credibilidad”.

Campaña de bulos e insultos contra el candidato del PSOE a la Alcaldía. A preguntas de los medios de comunicación, De Luz se ha referido a “la campaña de ataques constantes, con bulos e insultos, que venimos sufriendo desde que el PSOE hizo público que su candidato a la Alcaldía de Guadalajara es ”. Una campaña que se lleva a cabo “sobre todo en redes sociales, con perfiles falsos, y ahora con unas pegatinas anónimas, que muestran el juego sucio de algunos partidos políticos”.

Lucía de Luz ha dejado claro que “a los socialistas no nos van a encontrar en ese juego sucio, como ya expresó Alberto Rojo cuando se comprometió a hacer una campaña limpia y propositiva”, porque “al PSOE se le encuentra siempre en el camino de la propuesta y el trabajo por la ciudadanía de Guadalajara, que es para lo que estamos aquí, mientras que otros se dedican al infundio, el insulto y el juego sucio”.