El Grupo de Teatro Amigos de Arbancón representó, en el Centro Cultural de , la ‘Historia de una Escalera’, de Antonio Buero Vallejo. Su director actual, José Antonio Pinel, introdujo la representación ante el público que llenó las butacas de la platea para la ocasión. Por su parte, el alcalde de Tamajón, , agradeció a los actores “su colaboración desinteresada”, y al término de la obra, les felicitó personalmente por su esfuerzo “y por la magnífica versión de este clásico inmortal de la literatura española con la que nos han deleitado”.

El Grupo arbanconero representa anualmente una obra que estrena con motivo de la fiesta mayor de su localidad, a finales de agosto. Con motivo de los actos, y sus ecos posteriores, del centenario del nacimiento de Buero Vallejo, en esta ocasión decidieron afrontar el que, a juicio del director, es un “texto eterno”, y “uno de los mejores del autor”, pese al reto que suponía para esta compañía de aficionados asumir sus 21 personajes. “Expuse mi decisión en la reunión anual que tenemos en Semana Santa, y fue aceptada”, añade. A continuación, se repartieron los libretos y pocos días después, comenzaban los ensayos. ‘Historia de una escalera’ es la segunda obra de Buero Vallejo que representa el Grupo, después de ‘En la ardiente oscuridad’, dirigida hace ya años, entonces por , sacerdote horchano, que fuera párroco de Arbancón durante muchos años. Valoraron también representar ‘El tragaluz’, que finalmente no resultó elegida.

Además de la opinión de director y Grupo, Pinel explicaba ayer que también son permeables a la demanda de los vecinos de su pueblo. “Unos años la gente nos pide drama, y normalmente, para alternar, después, comedia”, contaba. Es el propio Pinel quien reparte los papeles, de acuerdo con su conocimiento de las obras representadas, así como también del grupo de actores y sus capacidades. Pinel destacaba ayer la reivindicación social del texto de Buero. “Recoge el lamento de las clases sociales de la época reflejada, entre 1919 y 1949, que buscaban prosperar, sin poder lograrlo, y también una crítica algunos de los tópicos nacionales, sobre dejarnos ir o nuestra tendencia a subir y bajar la escalera constantemente, cuando realmente está ahí para subirla”, valoraba.

El Grupo de Teatro Amigos de Arbancón demostró en Tamajón su solidez artística. La de ayer en Tamajón, fue la tercera representación de ‘Historia de una escalera’ esta temporada. Las dos primeras se llevaron a cabo en Arbancón. El grupo comenzó los ensayos en el mes de junio, aprovechando además que cuenta con una inercia de trabajo envidiable. A partir de ese mes, ensaya viernes, sábado y domingo, independientemente de que estén o no todos disponibles. “A partir de agosto, tenemos el compromiso de no faltar ninguno a ningún ensayo”, aclara el director.

Y, pese a ser actores aficionados, “son muy buenos”, juzga su director. Después de tantos años, el Grupo ha despertado vocaciones teatrales en muchos arbanconeros que cada año asumen el rol que les corresponde. Algunos cuentan ya con más de veinte representaciones a sus espaldas. Pero, además de su calidad artística, el Grupo, puede ser calificado de auténtica compañía de teatro, puesto que tiene detrás de él a un equipo que se dedica al montaje de los escenarios, con carpinteros y pintores su “plantilla”. Otro, crea la escena y los decorados. Y otras tres personas más son los técnicos de sonido y de iluminación del Grupo. “Da gusto trabajar con ellos. El equipo tiene el nivel de compromiso, de eficacia y de estética dramática que exige la representación de una obra de estas características.”, termina el director.