Con 716 cuentos de distintos tamaños, narrados también en el lenguaje de los signos, se han dado cita en este tradicional maratón de cuarenta y seis horas ininterrumpidas de historias que a lo largo de todo el fin de semana se han podido disfrutar en un nuevo escenario, el palacio del Liceo Caracense, tras cerrar temporalmente el Palacio de los Duques del Infantado por aluminosis.

Un evento que no ha crecido en horas pero que si lo ha hecho en calidad, participación y en reconocimiento. Precisamente este año ha sido declarado de Interés Turístico Regional, algo que según la presidenta del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, , “calará más” en los próximos años de cara a atraer más turismo del que ya cuenta.

En declaraciones a Europa Press, Calvo ha valorado la gran acogida de este maratón, asegurando que muchos de los escuchantes le han señalado que incluso les gustaba más el nuevo escenario.

Se ha clausurado de manera puntual, tal y como estaba previsto, con la intervención de la Banda de Música y Baile con miles de participantes pasando por este y otros puntos de la ciudad a lo largo de todo el fin de semana.

El maratón comenzaba a las 17.00 horas del viernes con el cuento del alcalde de la ciudad, , y se ha cerrado con nuevos retos para próximas ediciones por parte del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, que en unas semanas comenzará la andadura para preparar la edición número vigésimo octava.