ha celebrado este fin de semana el Día del Mayor. Aprovechando las instalaciones del agallonero, los jubilados y jubiladas de los cuatro núcleos de población del municipio, Muriel, Palancares, Almiruete y la propia villa tamajonera, compartieron un día de fraternidad, este sábado, que comenzaba con una comida en la que rememoraron tiempos pasados y hablaron también sobre las propuestas y actividades futuras de la Asociación de Mayores, que convocaba la jornada.

Organizada por esta Asociación, la comida de fraternidad se viene celebrando en Tamajón hace tres décadas. Desde el año pasado, cuenta con el patrocinio , convirtiéndose así en el Día del Mayor, que homenajea a una sufrida generación, que lo dio todo en aras de una España mejor. Entre los ochenta asistentes, no faltaron a su cita doña Angela de la Morena, vecina , la más mayor de la sala, que este año cumplirá los 98 años de edad, ni tampoco Presentación Gordo, de Palancares, que tiene ya 94, o Emilio Ranz, de Muriel, que también esta vez hizo gala de su buen humor y optimismo, con 92 primaveras, o la más veterana de Almiruete, , de 80 años de edad.

Darío Santos, como portavoz de la entidad organizadora, dio las gracias a los presentes por su asistencia y participación en todos los eventos que se organizan en los núcleos urbanos del municipio a lo largo del año, y también al Ayuntamiento por su colaboración. El alcalde de Tamajón, , recordó que los próximos días 29 y 30 de abril se va a celebrar la XIX Edición del Mercado Medieval, a la que se refirió como “la fiesta más importante de nuestro pueblo, que además nace de nuestra propia historia”. También felicitó Esteban a los almiruetenses, calificando el carnaval de las botargas y mascaritas como “un ejemplo a seguir por todos”, y recordó también la Romería de Peñamira, que se celebra en Muriel, a la vera de las aguas de Beleña, como otro de los momentos más emotivos del año agallonero, “que nuestros mayores han sabido conservar”.

Eugenio Esteban afirmó que “también es labor de las administraciones públicas velar por la permanencia de las costumbres y ayudar a sus protagonistas para que tengan continuidad, respetando además los rasgos genuinos de cada celebración, que sólo nuestros mayores conocen”. En este sentido, el regidor puso sobre el tapete que el municipio ha perdido varias fiestas populares, como la celebración de Santa Agueda y San Blas, los Ramos de la Semana Santa; el Honazgo, el , o la Romería a la Ermita de los Enebrales, el último fin de semana de mayo. “Es más que probable que cuando nuestra generación ya no esté aquí, todo este acervo cultural se pierda. Por eso os animo a que no sea así. Tenemos la obligación moral de contar todo lo vivido en aquel mundo rural nuestro, y de recuperarlo, en la medida de lo posible, para lo que os pido colaboración”, aseveró.

Así, una de las presentes, Elvira Gamo, en su calidad de presidenta, anunció la reciente creación de la Hermandad de la Virgen de los Enebrales, que ya cuenta con más de cien socios. “Le damos la bienvenida, deseándole todos los éxitos posibles, en esa labor fundamental, como es el cuidado y la custodia de nuestra Ermita, santo y seña no sólo de los de Tamajón, sino de toda una comarca, la del Ocejón”, rubricó el regidor. Además, el alcalde resumió los proyectos municipales que están en marcha, y los que verán la luz próximamente. Entre los primeros se cuenta la buena marcha de las obras de la piscina municipal, y entre los segundos, el ya próximo inicio, en el presente ejercicio económico, de obras en el pórtico de la Ermita de la Soledad de Almiruete, la renovación del colector principal de Tamajón, las pavimentaciones y arreglo de caminos en los tres núcleos urbanos, la recuperación de edificios o elementos históricos “tan presentes en nuestros pueblos”, como la Almazara de Muriel; la Picota y el lavadero de Tamajón. Como proyecto más importante para los próximos años, destacó la ampliación de la Residencia de la Virgen de los Enebrales, que podría llegar a tener 45 plazas, y cuyas obras comenzarían en 2018.

Por último, habló despoblamiento, “el problema más importante de Tamajón y la comarca”, pero lo hizo con optimismo. “Creo que todos somos aún capaces de modular nuestros pueblos para llevarlos hasta el lugar en el que deben estar, desde el punto de vista histórico, cultural y geográfico, para que los recursos naturales que tanto benefician al medio urbano, repercutan razonablemente en el medio donde realmente se generan, sin renunciar por ello al progreso y al a mejor calidad de vida de todos”, dijo. El Día del Mayor terminó con la actuación flamenca de La Pirámide y del Grupo Torbellino de Colores.