Dos veces ha pedido perdón por sus actuaciones y ha precisado que él también sufre porque ha “cavado” su tumba de niño, ha dicho en su intervención, en la que ha dicho que le gustaría que se le tratara por que no le gusta ser así, ya que cree que las cosas ahora van a empeorar más y que va a continuar “en la misma mierda de siempre”.

Ha recordado como en su vida ha cambiado de ciudades y ha llegado hasta este punto. “Ahora no puedo arreglar lo que ha pasado”, ha indicado, para llegar a decir que no le importa que le “empastillen lo que sea”.