El presidente del PP de Castilla-La Mancha, , ha reivindicado hoy el espíritu del municipalismo y el papel de los alcaldes con una política de “cercanía”, desde “abajo”, y en contacto permanente con los vecinos.

Núñez ha asegurado que “esa es la manera en la que concibo hacer política; mejorando la vida de los vecinos y desde el PP regional siempre hemos apostado por el municipalismo y así lo va a seguir siendo”, ha apuntado.

Así se ha pronunciado Núñez, que ha asistido a la toma de posesión de Lucas Castillo como nuevo alcalde de Yunquera de Henares (Guadalajara), donde ha aprovechado para desear suerte a todas las corporaciones de la región durante su mandato – independientemente del color político-, ya que, la “suerte y el éxito de sus aciertos” que tomen en sus decisiones repercute en “todos”.

Por ello, ha asegurado que el PP va a actuar con lealtad en aquellos municipios donde no gobierna y con responsabilidad en donde gobierna, y lo hará pensando en el interés general de sus vecinos y de sus municipios, pensado en construir pueblos y ciudades mejor porque esa es la manera de hacer “más Castilla-La Mancha y más España”.

Núñez ha mostrado su total y firme apoyo a Lucas Castillo, ya que tradicionalmente siempre ha ganado la izquierda en el Ayuntamiento de Yunqueras de Henares, y ha valorado su juventud, su esfuerzo y su dedicación como líder de la oposición durante estos cuatro años.

Así, ha señalado que después su trabajo intenso, con cercanía, inteligencia, lealtad y responsabilidad, ha obtenido un respaldo mayoritario por parte de sus vecinos en las pasadas elecciones del 26 de mayo.

Por ello, ha afirmado que la victoria de Lucas Castillo en el Ayuntamiento de Yunquera de Henares es una de las victorias “más contundentes” del PP, puesto que ha demostrado que cuando los proyectos se hacen desde la cercanía y la humildad se consiguen éxitos.

Por último, ha insistido en que el trabajo de Lucas Castillo es un exponente de tantos y tantos alcaldes que con trabajo, dedicación y constancia han demostrado que se puede gobernar “en plazas complicadas” como Yunquera de Henares.