El senador electo del Partido , José Luis González Lamola, ha criticado el debate que se ha abierto en España sobre la posición que debe adoptar cada partido político en relación con el acuerdo que ha firmado el PSOE y Podemos. Un acuerdo, ha dicho González Lamola, “que se ha cerrado en un abrir y cerrar de ojos y que ha desatado un debate en torno a las fórmulas en los distintos partidos en su participación”.

El senador popular ha afirmado que “se ha perdido una oportunidad para desalojar a un presidente cuyo único objetivo es el de perpetuarse en el poder a costa del interés común de los españoles. Lamentablemente cuando se pierde una oportunidad siempre aparecen los oportunistas”. En el caso de Castilla-La Mancha, “el mayor de los oportunistas es el presidente regional . Se ha convertido en un experto en postularse y en parecer lo que no es. No es un hombre de Estado que piense en el bien de los españoles a pesar de que él siempre quiera parecerlo”, ha asegurado.

Además ha recordado una serie de ejemplos para justificarlo. Sin ir más lejos, Page en 2015 dijo que jamás pactaría con la extrema izquierda de Podemos, pero cuando llegaron las elecciones perdió el PSOE y enseguida pactó con Podemos para conseguir el - La Mancha y estuvo gobernando con ellos. Igualmente ha recordado dos pequeños detalles que precisamente hoy están de nuevo de actualidad, como “que redujeron el dinero para la educación concertada y prohibieron y quitaron la asistencia de los sacerdotes tanto a las residencias de ancianos como a los hospitales de la Sanidad Pública”. En esta línea también ha apuntado que Page a lo largo de la legislatura pasada votó en contra de una serie de iniciativas del esenciales “como la defensa del castellano como lengua vehicular, la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la unidad de España, la defensa de la Constitución española, el apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o la homologación salarial”.

El dirigente popular ha criticado el oportunismo de Page con otro claro ejemplo reciente. El 15 de mayo de 2019, Page recomendaba a Sánchez no meter a Unidas Podemos en su Gobierno y dos meses más tarde, en el mes de junio, en un entrevista decía que la investidura de Sánchez no se podía cerrar con un acuerdo a cuatro años con PNV y Podemos porque son impredecibles, por la mañana pueden decir una cosa y por la tarde otra. “De nuevo estamos ante un claro ejemplo del oportunismo que describe a la perfección cómo es Page”, ha asegurado.

Por esta razón, González Lamola, ha criticado que tras no obtener los resultados que les hacían pensar que iban a gobernar en solitario, “la desfachatez” de pedirle en este momento al Partido Popular que se abstenga para que sea cómplice de la instalación de un gobierno de extrema izquierda en España. “Esta coalición con Podemos que cuando a él le convino, apoyó y amparó y que más tarde repudió, hoy la bendice y dice que será buena para España. Ha vuelto a ver la oportunidad y ha vuelto a manifestarse como un oportunista, lanza un mensaje contradictorio que le permita auparse como el paladín del PSOE que combate el independentismo cuando el mismo señor Page fue el que permitió que su vicepresidente de Gobierno de Podemos fuera a entrevistarse con antes del referéndum ilegal”.

Por todo ello, González Lamola no entiende “que haya gente que aplauda la actitud y oportunismo de Page”, y ha dejado claro que “al Partido Popular no se le puede pedir que se abstenga para que seamos responsables de la ruina de este país y de la ruptura de Estado”. En esta línea ha subrayado que el “no puede depender ni de independentistas ni de comunistas” y lo que “debería hacer el señor Page es exigir al señor Sánchez que renuncie al acuerdo con Podemos y a partir de ese momento nosotros, el Partido Popular, estaríamos dispuestos a estudiar o contemplar las diferentes opciones que se abrirían si se produjera este hecho”.

Finalmente, el senador electo del Partido Popular por Guadalajara ha recordado que no es la hora de los oportunistas. “Para el Partido Popular es la hora de los políticos responsables y de los hombres de estado”. Y por ello, ha dicho, que “hoy el auténtico ejercicio de responsabilidad sería buscar un acuerdo, principalmente en materia económica y en materia de la unidad de España con el Partido Popular y no echarse en brazos de la extrema izquierda y pedirnos que nos pongamos a aplaudir”, ha concluido.