En su intervención durante la puesta en marcha de la conexión entre el embalse de Alcorlo y la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Mohernando en la provincia de Guadalajara, se ha querido felicitar “por estos datos de previsión anticipada que están dando todas las instituciones” a la Comunidad Autónoma, asegurando que esta en concreto es “muy importante”.

Ha sumado a estos datos los conocidos este martes de descenso del número de parados en más de 9.000 en el último mes de junio, junto a unos datos de ocupación “históricos”.

“En el conjunto de España también muy bien, pero en la región mejor, casi el doble que la media nacional. Estamos notando todos y mucho un margen de crecimiento en el centro de España que tiene que ver con la Comunidad de y que tiene que ver con la Comunidad de Castilla-La Mancha”, ha insistido.

SEGUNDA REGIÓN QUE MÁS CRECERÁ

Desde el Gobierno autonómico, han celebrado que estos datos revelen que la región será la segunda que más crecerá en el conjunto nacional.

Este crecimiento situaría a la región, de acuerdo con las previsiones de Ceprede, por encima de la media nacional, que se estima alcance un crecimiento del 3 por ciento. Es decir, el crecimiento de Castilla-La Mancha este año sería tres décimas superior al de España.

Una previsión de crecimiento económico que, al mismo tiempo, permite que Castilla-La Mancha se sitúe en el grupo de las cinco comunidades autónomas que crecen por encima de la media anual y, en concreto, siendo la segunda región que experimentará un mayor crecimiento en el conjunto del país.

Esta positiva estimación de crecimiento supone continuar “con la senda iniciada el año pasado, cuando Castilla-La Mancha creció un 3,1 por ciento, según el (INE), registrando una tasa de crecimiento que no se alcanzaba desde hace varios años”, según el Ejecutivo autonómico, que ha sumado a estos datos las estimaciones económicas que hacen otros centros de estudio económico, como Research, y que sitúan a Castilla-La Mancha por encima del crecimiento nacional en 2017 y 2018.

Así, BBVA Research ha estimado que la región presidida por un 3,1 por ciento este año, mientras que en el conjunto nacional el crecimiento del PIB se quedará en el 3 por ciento.

Para 2018, la diferencia entre el crecimiento económico que se prevé registre Castilla-La Mancha y el que alcance el conjunto del país aumenta, ya que la región se espera que crezca un 2,9 por ciento y España un 2,7 por ciento.

Desde el Gobierno unen estos datos al “objetivo” de mantener unas finanzas públicas saneadas, algo “compatible con la recuperación social y económica de la región.