Ante el auténtico caos y el enorme desgobierno que sigue imperando en el Ayuntamiento de Fontanar, el de esta localidad ha destapado el nuevo régimen “personalista y prácticamente dictatorial” que ha establecido la alcaldesa del municipio .

Tras las múltiples denuncias ya realizadas anteriormente por las concejalas populares, en torno al estancamiento en el que continua sumido el Ayuntamiento, la crisis de gobierno sufrida por el PSOE con las consecuentes dimisiones de varios ediles y el silencio absoluto de la dirección provincial liderada por , la falta de celebración de plenos municipales, las irregularidades en la contratación de trabajadores, o las enormes dificultades con las que el Grupo municipal está trabajando, los populares han ido más allá. En esta ocasión han denunciado la situación que viven y se están encontrando tanto las concejalas populares en su labor de oposición como el personal laboral del Ayuntamiento, en su función municipal de servicio al ciudadano.

En este sentido, desde el han criticado la falta de transparencia total y absoluta del equipo de gobierno en los asuntos municipales y la clara ocultación de datos que practica la alcaldesa para dificultar la labor de oposición. La última prueba de estas trabas y dificultades tuvo lugar el pasado 9 de abril cuando la portavoz popular, , ante la convocatoria de un pleno el lunes, 12 de abril, y la inexistencia de información ese viernes, se vio obligada a presentar en registro una solicitud advirtiendo que se impugnarían los acuerdos adoptados en pleno si no se convocaba el pleno otro día “al no haber podido ver los expedientes en fecha y forma”.

En dicho documento, la portavoz popular incluso tuvo que recordar el artículo 48 del Reglamento de , y sin éxito alguno. “Toda la documentación de los asuntos incluidos en el orden del día que debe servir de base al debate y, en su caso, votación deberán estar a disposición de los miembros de la Corporación desde el mismo día de la convocatoria en la secretaría de la misma…”. Cabe destacar que en esa sesión plenaria se debatían asuntos de diversa importancia como la ratificación de la cesión a de uso de , la retasación de los costes de urbanización del sector 1 o la declaración de nulidad de pleno derecho del despido de un trabajador municipal.

Asimismo, los populares han criticado las presiones y las coacciones que está sufriendo el personal laboral para que ni faciliten información a la oposición ni mantengan contacto alguno con las concejalas populares, así como las trabas que se están encontrando las ediles a la hora de acceder físicamente a las instalaciones municipales. “Por mucho que Yolanda Tieso y el PSOE nos intenten obstaculizar y ningunear, desde el Partido Popular seguiremos ejerciendo una labor de oposición seria y responsable conforme a la legalidad, las normas y las leyes, para lograr que el Ayuntamiento de Fontanar se convierta en el verdadero representante de todos los vecinos”, han concluido.