Durante la IX Asamblea General de la Federación, el propio Pérez Torrecilla, que ha tenido palabras de reconocimiento para la anterior presidenta, , a la que ha deseado una “pronta y total recuperación”, ha avanzado que “en breve” reunirá a la Comisión Ejecutiva para nombrar a los nuevos vicepresidentes de la Federación y a los presidentes de las comisiones de trabajo,

los retos que ha avanzado, en el ámbito tributario, ha apostado por “trabajar para conseguir la rebaja o disminución de los tributos locales”, y por actuar “como lobby de presión de los ayuntamientos del mundo rural y de la España vaciada para contrarrestar la presión de la patronal ante el Gobierno”.

En el ámbito medioambiental se ha referido al trasvase Tajo-Segura y a la “pésima e injusta gestión” que se hace de esta infraestructura, apostando por “conseguir cambios normativos y de gestión” que permitan una mayor gestión medioambiental, lo cual será “uno de los aspectos importantes de esta legislatura”, siendo un tema “muy sensible” para su municipio, Sacedón, y para muchos ayuntamientos de la región.

Además, se profundizará con la Administración en el desarrollo sostenible de los embalses, incentivando la creación de un turismo de embalses “que permita un mayor desarrollo en todos los aspectos de amplias zonas del territorio”, entendiendo que el embalse “no debe ser un gravamen sino una oportunidad de desarrollo” que hay que ver como un motor económico.

El nuevo presidente de Femembalses se ha comprometido a trabajar “en pro de la regularización” de los usos de los embalses para que sean similares entre las diferentes comunidades autónomas”, ya que en muchos casos son dispares; así como trabajar en la firma de un convenio de colaboración con la y Provincias (FEMP) para la modificación de la legislación que les afecta, como la Ley de Haciendas Locales.

De su lado, en declaraciones a los medios antes de la clausura, el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural, , se ha congratulado de la elección de Pérez Torrecilla como nuevo presidente de la Federación, una “muy buena noticia” que va a permitir a la Comunidad Autónoma llevar su posición en materia de agua “a más lugares” para “visibilizar la importancia que en Castilla-La Mancha se da al recurso y de qué manera” afrontar los retos de futuro.

Martínez Arroyo ha asegurado que Castilla-La Mancha es una región “en la que el agua embalsada supone una parte muy importante” del agua que pasa por la región. “Los embalses son importantes para el progreso pero hay que compatibilizar la utilización de los mismos con la actividad y la vida en los municipios afectados”, como los ribereños y los del Alto Tajo.

COMPENSAR IMPACTOS

La inauguración del Congreso ha corrido a cargo del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, , quien ha apoyado las reivindicaciones de los municipios con centrales hidroeléctricas y embalses que están haciendo uso de su “autonomía frente a los legítimos intereses privados” para lanzar iniciativas con las que “compensar los impactos y convertirlos en oportunidades”.

En su discurso, Bellido ha hecho un guiño a la labor que llevan a cabo los alcaldes, alcaldesas y ediles de estas asociaciones y ha defendido la necesidad de defender “su derecho a la autonomía, por supuesto frente al Estado y los gobiernos autonómicos, pero también frente a los legítimos intereses privados, ante los que tenemos que buscar aprovechamientos”.

De este modo, si hay una “colisión” entre intereses privados y públicos en estos municipios con pantanos y centrales, los ayuntamientos “deben disponer de herramientas para hacer prevalecer los intereses municipales”, y se ha referido a la puesta en marcha desde la Federación de iniciativas como cánones, tasas y otros tributos, ha informado el Parlamento en un comunicado.

Para el presidente de la Cámara, se hace necesario reivindicar también los territorios con embalses como “espacios con una identidad cultural y medioambiental propia, dignos de ser representados por sus alcaldes y alcaldesas”.