fue realizada por agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Guadalajara, tras llevar a cabo una entrada y registro, autorizado por el propietario, en un inmueble situado en la urbanización ‘El Chaparral’ de Pioz, donde se incautaron 1.318 plantas de cannabis sativa que se estaban cultivando en cuatro estancias de la vivienda, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

También fueron incautadas 23 reactancias, cuatro aparatos de aire acondicionado, ocho ventiladores de pie, seis humificadores, 23 lámparas para dar calor, bombas de agua que utilizaban para el riego de la plantación, fertilizantes, abono, semilleros y otros productos para el cultivo de las plantas.

Como resultado de esta operación se ha desmantelado un cultivo interior de marihuana, realizado en el interior de la vivienda mediante la colocación de parte de los efectos incautados para conseguir que la zona de cultivo tenga unas condiciones ideales para el desarrollo de estas plantas.

La Guardia Civil instruyó diligencias por la detención de A.C.S, varón, de 26 años de edad y con domicilio en Pioz; también fue investigado en Guadalajara, S.O.L., varón, de 36 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Guadalajara.

Estas personas también fueron investigadas por un delito de defraudación de fluido eléctrico, al estar ilegalmente conectado el inmueble a la red eléctrica.