El Grupo Socialista de la Diputación va a pedir en el Pleno convocado para este miércoles que se refuercen los trabajos de desbroce de cunetas en las carreteras de titularidad provincial para minimizar el riesgo de accidentes o incendios. Según ha explicado el portavoz socialista, Julio García, “la situación es realmente preocupante” por el retraso acumulado, y apenas quedan un par de semanas antes de que estas mismas labores contribuyan a incrementar el peligro de incendio, una vez que la vegetación se haya secado.

De hecho, la propia Diputación sacó a concurso en el mes de febrero un contrato para adjudicar a una empresa la limpieza de 600 kilómetros de los 1.400 que suman las vías de titularidad provincial. El plazo fijado en el pliego de condiciones abarcaba desde mayo hasta el 15 de julio. Sin embargo, el contrato no se firmó hasta la semana pasada y no se ha publicado hasta hoy en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), “cuando los trabajos ya deberían estar prácticamente acabados”, ha señalado García.

“Desde el mes de febrero, el Equipo de ha tardado cuatro meses en adjudicarlo y lo hace ahora, cuando solo faltan 15 días para que acabe el plazo establecido y la época propicia para hacerlo. El tiempo de desbrozar las carreteras se ha pasado en los despachos y las cunetas de la mayoría de carreteras presentan hoy un estado lamentable. La vegetación llega a invadir la calzada, con los consiguientes problemas de seguridad para vehículos y peatones, y se incrementa el riesgo de incendios forestales por accidente o imprudencia”, ha agregado, tras mostrar varias imágenes que lo ponen en evidencia.

Al empezar este mandato, el Pleno de la Diputación acordó abandonar el uso de herbicidas para control de la vegetación en las cunetas y se comprometió a utilizar tan solo medios mecánicos. “Es una decisión que apoyamos porque la consideramos acertada, pero obliga a poner más medios para hacer los trabajos de limpieza de maleza y arbustos antes de que representen un peligro”, ha explicado el portavoz socialista.

Pese a ello, precisamente en el año que más falta hacía, por la abundancia de lluvias que han hecho proliferar extraordinariamente la vegetación, “al le ha pillado el toro y le ha llegado el verano sin haber empleado más medios que dos tractores de la propia Diputación para limpiar las cunetas de los 1.400 kilómetros de la red provincial”.