El alcalde de Guadalajara, , ha incluido una propuesta urgente para que el pleno ordinario de este viernes apruebe la declaración del presupuesto municipal como ‘cuestión de especial interés general’, lo que permitirá retomar su tramitación final dentro de la excepcionalidad en la que vive el conjunto del país en este momento.

El decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma en España supuso la suspensión de todos los plazos administrativos en el conjunto de las administraciones. Esto hizo que el nuevo presupuesto municipal, que se encontraba en periodo de exposición pública, quedase bloqueado.

La declaración de interés general, en base al decreto 465/2020, de 17 de marzo, supone que las administraciones puedan retomar procesos administrativos que resulten determinantes para el interés general, como pueden ser los presupuestos en las administraciones.

Con este acuerdo del Pleno como órgano competente, los plazos podrán retomarse desde el mismo momento de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, lo que supondrá que el presupuesto se someta a exposición pública durante seis días hábiles más y, de no presentarse alegaciones, quedará automáticamente aprobado a partir del séptimo día.

Un presupuesto ambicioso para la reconstrucción económica y social

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, considera “imprescindible” que el Ayuntamiento cuente ya con el presupuesto de 2020 “que es cuatro millones superior al prorrogado actual, y que nos permite disponer de recursos con los que hacer frente a las derivadas de la crisis sanitaria que vivimos”.

De hecho, Rojo señala que el equipo de Gobierno debe empezar a trabajar ya en las modificaciones oportunas que permitan “aprobar medidas y planes encaminados a la reconstrucción económica y social que vendrá después de la alerta sanitaria”. Y para eso, añade, “el consistorio necesita unas cuentas actuales que permiten que el gasto crezca, porque el presupuesto actual prorrogado desde 2018 está absolutamente desfasado.