Según ha informado la Policía en nota de prensa, durante estas fiestas se ha producido la detención de un total de diez personas, gracias al desarrollo de un dispositivo policial que tenía como fin “dar un servicio de calidad para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos”.

La Policía ha destacado como principales actuaciones la detención de los presuntos autores de una pelea producida entre individuos de etnia gitana, así como de un encargado de seguridad de una peña, que presuntamente habría propinado un puñetazo a un peñista, con el que le habría producido una fractura del tabique nasal.

Del mismo modo, ha reiterado que ha aumentado el número de denuncias con respecto a la sustracción de teléfonos móviles y ha asegurado que muchas de estas denuncias se encuentran en fase de investigación “ya que en la mayoría de las denuncias los hechos descritos ofrecen dudas sobre su credibilidad”.

La Policía también ha comentado que a lo largo de la celebración de las fiestas se ha producido un robo en interior de vivienda y un robo con fuerza en establecimiento, datos que suponen “un claro descenso con respecto al año anterior, en el que se recibieron cuatro denuncias por hechos similares”.

El comisario de Policía Nacional en Guadalajara, , ha manifestado que la sensación de seguridad conseguida durante las fiestas “ha sido excelente” y ha alabado la colaboración ciudadana, “que ha permitido que no se produjera un número superior de delitos”.