Los dos grupos corales de la de Cabanillas, el Infantil y el de Adultos, ofrecieron este martes 2 de enero un Concierto Benéfico de Año Nuevo, en la de la localidad. El templo acogió una buena entrada, con unos tres cuartos del aforo completo, para asistir a una actuación que se extendió por espacio de una hora, y en la que las dos formaciones ofrecieron piezas de polifonía, con especial atención a las canciones navideñas y los villancicos.

Bajo la batuta de la directora de la Escuela, , abrió la velada el , interpretando tres piezas en solitario: el villancico “Duerme mi bien”, “Eres mi hogar” y la pieza religiosa “Glorious”. A continuación se incorporó el coro de adultos, y pequeños y mayores cantaron conjuntamente temas como “Banaha”, “Sesere Eeye”, “Adiemus” y “Angels Carol”, momento en el que el Coro Adulto ya quedó en solitario en el altar de la iglesia para interpretar el “Cantus Eatnemen Vuelie” (una pieza navideña nórdica), una peculiar versión de “El Tamborilero”, o los clásicos “Blanca Navidad” y “Noche de Paz”. La actuación se cerró con una nueva interpretación conjunta de los dos coros de la canción “Apaga la luz”.

Durante el concierto se recaudaron fondos para la “Fundación Pasito a Pasito”, que ayuda a una pequeña niña de Azuqueca, Iriana, de 3 años, que padece una enfermedad rara, el Síndrome Foxg1. La recaudación solidaria alcanzó los 440 euros, donados por los asistentes. La próxima actividad de los Coros de la Escuela Municipal de Música será la grabación del primer disco de estas formaciones, a mediados de este mismo mes.