La portada plateresca del Convento de la Piedad, obra de (1488-1570), considerado uno de los arquitectos más brillantes del Renacimiento español, será el detalle monumental del mes de junio.

Las personas que visiten el recinto podrán conocer interesantes datos de esta destacada muestra de la obra del reconocido artista toledano, autor del , en ; de las capillas de la Trinidad y la de los , ambas en la catedral de Toledo, y de la Sacristía Mayor de la catedral de Sigüenza, por citar algunos de sus trabajos más señalados.

“En Guadalajara capital dejó su impronta en la iglesia del Convento de la Piedad, construida junto a las dependencias del Palacio de Antonio de . Tras el fallecimiento de éste, la construcción pasa a manos de su sobrina Brianda que decide fundar en este espacio una casa de Beatas, de religiosas menores de la orden de y un ”.

“El viejo palacio se reserva a beaterio que queda puesto bajo la advocación de Nuestra Señora de la Piedad y en 1526 manda construir la iglesia. Alonso de Covarrubias es el encargado de los trabajos y plantea una portada de gran riqueza artística en la que se aprecia la representación de la Piedad”.

“La iglesia y el palacio, con sus ampliaciones posteriores, delimitan actualmente un jardín abierto a la calle. En el lado izquierdo, las portadas de ambos edificios forman un rincón de alto valor arquitectónico. La portada del palacio, concebida como un arco de triunfo, repite motivos ornamentales de carácter militar. Estuvo coronada por un frontispicio con las armas de Antonio de Mendoza, sustituido en 1912 por el balcón actual. A la izquierda, la portada plateresca de la iglesia en la que destacan las formas vegetales y el conjunto arquitectónico tallado en piedra de Tamajón que representa a Nuestra Señora de la Piedad acompañada de y San Juan”.