9, abril, 2019.- La Junta Electoral ha obligado al alcalde de y Valdeluz y candidato a la Alcaldía en las próximas elecciones municipales, el socialista , a retirar de manera inmediata la valla en la que hace publicidad de la futura piscina cubierta prometida al municipio.

En respuesta a la denuncia presentada por el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Yebes, la Junta Electoral señala que la instalación de ese elemento publicitario con posterioridad a la convocatoria electoral infringe el artículo 50 de la LOREG (Ley Orgánica del ), según el cual “desde la convocatoria de las elecciones y hasta la celebración de las mismas queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos…”.

En este caso, se trata de una piscina cubierta que prometen como un futuro logro, tanto el PSOE como sus socios de gobierno, 40 Compromisos. Según explican desde del , ambas formaciones políticas han colocado también carteles en el colegio y en distintos puntos del municipio haciendo publicidad de la piscina.

“El uso de dinero público con fines propagandísticos está totalmente prohibido. Y el alcalde de Yebes y Valdeluz, lo sabe, aunque ha pretendido ignorarlo”, asegura la candidata del PP a la Alcaldía de Yebes y Valdeluz, , recordando que “las leyes están para cumplirlas, no para saltárselas a la torera”, y criticando el uso de dinero público con fines partidistas. “El alcalde del PSOE, los de 40 compromisos… pueden hacer las promesas y la propaganda que quieran, pero siempre dentro de los márgenes que establece la Ley y nunca con el dinero de los contribuyentes”, concluye la candidata popular, que reprocha al alcalde socialista la “fea costumbre que tiene Cócera de gastarse el dinero de los demás a beneficio propio, esta vez en propaganda electoral”.

Desde el PP aseguran que, a partir de mayo, tras las elecciones municipales, la situación cambiará en Yebes y Valdeluz de la mano de una candidatura nueva, liderada por Esther García, que asume el compromiso de sanear las cuentas municipales con una auditoría, acabar con el despilfarro de la ‘era Cócera’, poner en marcha los servicios y las infraestructuras que necesitan los vecinos y llevar a cabo una gestión eficaz y eficiente.