“Es cuanto menos curioso que su máxima prioridad sea la Ley Electoral o la reforma del Estatuto de Autonomía y que se hayan olvidado de temas tan importantes como la despoblación, el empleo o la financiación autonómica”, ha denunciado.

En este sentido, ha recordado que el PP sí que se preocupa de estos asuntos y, por eso, en cuanto a la financiación autonómica, gracias a la insistencia del PP se ha conseguido que se apruebe una resolución conjunta en las Cortes para pedir al la convocatoria urgente del , para pagar a Castilla-La Mancha el dinero que se le debe y abordar el nuevo modelo de financiación.

En referencia a la despoblación, Guarinos ha recordado que Ciudadanos “habla mucho de ella pero no hace nada para combatirla, porque la realidad es que Ciudadanos nunca ha creído en el mundo rural y lo desconoce, y por eso pide la desaparición de diputaciones, primordiales para los ayuntamientos pequeños, e incluso la desaparición de municipios pequeños”.

Según ha informado el PP en un comunicado, una falta de trabajo en favor de la lucha contra la despoblación que también se da en el PSOE, que a través del presidente de las Cortes, y secretario provincial del , vuelve a anunciar medidas al respecto, “cuando hace casi 4 años se anunciaron ya planes especiales para zonas deprimidas y todavía no se ha hecho nada”.

Igualmente, la parlamentaria ‘popular’ ha resaltado que, en un momento en el que la incertidumbre e inestabilidad a nivel nacional está afectando a la creación de empleo, “resulta curioso que a Ciudadanos se le olvide el empleo, que es la principal preocupación de los castellano-manchegos” y ha destacado que, frente a ello, el PP ha propuesto partidas específicas en los presupuestos para crear empleo estable, productivo y de calidad en Castilla-La Mancha.

“Pediría un poco más de trabajo y de responsabilidad para ejercer el trabajo para el que los ciudadanos nos han elegido”, ha declarado Guarinos, quien ha asegurado que “la posición de Ciudadanos tampoco debe sorprendernos en exceso porque esta formación política de hecho es más gobierno que oposición”, ya que “ha entregado todo el poder de las instituciones de Castilla-La Mancha al PSOE, aun cuando para conseguirlo hayan tenido que recurrir al apoyo de Podemos”.